Según un estudio la edad ideal para tener hijos está entre 26 y 30 años

Conciliación

La compañía aseguradora Caser presentó el jueves en Madrid un estudio sobre ‘salud familiar’ que ha contado on la participación de 1800 hombres y mujeres de toda España, con hijos nacidos desde 2012, y familias que en el transcurso de la investigación estuvieran esperando un hijo. Se ha pretendido entender las modificaciones que han experimentado las familias tras el nacimiento de los hijos; y para ello se analizan las cuestiones en torno a los cuidados infantiles, así como las demandas que presentan.

Usualmente se considera la conciliación familiar / laboral como una especie de entelequia. Y esta es una idea asentada en el imaginario colectivo, y aceptada por profesionales de distintos sectores del conocimiento (como por ejemplo la socióloga Carolina del Olmo); pero para algo más de la mitad de los padres y madres participantes no constituye un problema. Y sin embargo, casi el 70 por ciento considera que le están dedicando un tiempo insuficiente a la familia debido al trabajo.

Caser ha contado con la colaboración de un grupo de madres blogueras aportando su experiencia personal, y se considera que esta experiencia ha enriquecido cualitativamente los resultados. Han sido estas madres las que aportan algunas conclusiones tras analizar la conciliación. Piensan que en función de la percepción acerca de si es o no un problema, queda matizada por la llamada ‘conciliación de tres’, que es cuándo entran en juego abuelos y otros cuidadores secundarios. Y por cierto, cabe destacar que la madre es la persona con la que los niños pasan más tiempo, y después de ella, el padre y los abuelos, con un papel muy valorado por el conjunto de los entrevistados.

Familias españolas con hijos de 0 a 3 años

El perfil de las mismas es de personas de entre 31 y 40 años con un hijo, que conviven en familia biparental, y tiene estudios superiores. Otra cosa es la considerada ‘edad ideal para tener hijos’, que para el 63 por ciento está entre los 26 y los 30 años; y se alega la falta de estabilidad personal, y asuntos económicos o laborales para retrasar la maternidad / paternidad.

Se ha analizado también el reparto de las tareas domésticas, respecto al cual el 85 por ciento de los entrevistados lo considera justo. En general se entiende la corresponsabilidad en relación a las tareas y a la educación

El proyecto ha dedicado un espacio a la lactancia materna, que es la opción elegida por el 89,6 por ciento de familias entrevistadas, y como media, se amamanta al bebé durante 9,7 meses, aunque el 58,9 % alargan la lactancia hasta los 12 meses. A tenor de los resultados, las mamás blogueras señalan que en ocasiones quienes no desean / no pueden amamantar, pueden llegar a recibir presión por parte del entorno. Lo que probablemente no sepan (o sí) es que la presión se siente también cuando se decide amamantar más allá del año de vida del bebé.

Conciliación

Salud y educación

La primera encabeza el ranking de las preocupaciones de los padres. Del total de participantes, la sanidad pública es la opción utilizada por casi el 65 por ciento de los padres, quienes valoran calidad asistencial de forma positiva, y la carencia de recursos / tiempos de espera, en el sentido contrario.

También un alto porcentaje escoge el sistema público de enseñanza, y en el caso de las familias numerosas, son alrededor de un 87 % los que se decantan por la pública. En general piensan que existe desconocimiento en torno al sistema educativo, que va resolviéndose con el paso de los años. Previamente a la escolarización en Educación Infantil, un 62 por ciento de los familias con un hijo escogen la guardería para su cuidado, descendiendo la cifra hasta el 39,3 % en familias de tres hijos.

“Madres y padres del siglo XXI” que así se llama el estudio, también preguntó por las fuentes de información a las que recurren las familias, y consultó a los participantes sobre la credibilidad que se les da a dichas fuentes. Aunque Internet es la fuente de información más utilizada, en valoración queda la penúltima, al percibirse menos segura y viable. En el otro extremo, la bibliografía es muy poco usada por los padres, quienes tampoco la aprecian mucho. Los encuestados creen que las fuentes de que disponen son suficientes; pero si tuvieran que pedir la creación de nuevas, al 60 por ciento le gustaría que fuera la Administración la encargada de desarrollarlas.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *