Conciliar trabajo e hijos sin culpas

conciliar sin culpas

Aún en el siglo XXI lo del tema de la conciliación laboral y familiar está aún lejos de conseguirse. Se han conseguido algunos pequeños avances en materia, pero todavía muchas mujeres siguen sin poder compatibilizar su trabajo y sus familias. Con la sensación de que tienen que elegir uno u otro, y la culpa que conlleva. Por eso hoy vamos a hablar de conciliar trabajo e hijos sin culpas, dentro de lo posible.

Las mujeres no somos superwoman

A las mujeres se nos pide que seamos superwoman, que trabajemos como si no tuviéramos hijos y que cuidemos a nuestros hijos como si no tuviéramos trabajo. ¡Eso es imposible! Hacernos cargar con ese peso, además de inhumado es crearnos unas expectativas imposibles de alcanzar. Así es normal sentirse culpable por que jamás podremos ser perfectas en todo, no somos heroínas, somos personas.

Además en el trabajo no podemos tener un horario flexible y muchas mujeres tienen que recurrir a la reducción de jornada para poder pasar más tiempo con sus familias, con el consiguiente bajada de ingresos y consecuencias en su trabajos.

Ponte en el lugar que te corresponde

No eres superwoman, ni la supernanny. Eres una persona con una energía limitada que tiene que distribuir entre lo urgente y lo importante. Pero recuerda siempre en esa energía dejar un poco para ti. Somos como una pila con una cantidad concreta de energía. ¿Qué pasa cuando una pila se agota? Pues que hay que cargarla, ¿verdad? Pues nosotras también. Necesitamos recargar las pilas, descansar, dedicarnos unos momentos al día y darnos el lugar que nos merecemos.

Porque si tú no te cuidas llegará un día que te quemarás y no podrás llegar a nada. Tu cuerpo dirá “hasta aquí” y enfermará para que le escuches. Para que esto no llegue a pasar y vivas sin culpa, tienes que ponerte en tu lista de prioridades. Sacar aunque sean 10 minutos al día para ti, aunque sea cuando se acaben de dormir tus hijos. Aunque tengas el cubo de la ropa sucia hasta arriba y los platos sin fregar. Tranquila que no se irán a ninguna parte, ese momento es para ti, para hacer cosas que te generen placer por el mero hecho de hacerlas.

Ese momento para ti no es ser egoísta, todo lo contrario. No debes sentirte culpable por querer estar tiempo contigo misma y hacer cosas que te generen placer. Es un acto de generosidad primero para ti, y luego para tu familia ya que estarás más relajada y feliz en lugar de colapsada y de mal humor. Es sinónimo de salud mental y emocional, y para rebajar los niveles de estrés. Además serás mucho más productiva tanto en el trabajo como en tu hogar.

conciliación sin culpas

No olvides tus proyectos y sueños

Cuando una es madre parece que nuestro mundo interior se para. Tenemos que dedicarnos las 24 horas del día en madres y cuidadoras, un trabajo a jornada completa que poco tiempo deja para nosotras. Un sueño cumplido que debemos disfrutar por supuesto, amar y recopilar momentos con nuestras familias.

Pero tú no eres solo madre, también tienes otros roles: hija, amiga, hermana… También eres mujer, una persona con sus propios intereses, deseos y metas que no debes olvidar. Ya no tienes tanto tiempo como antes, pero siguen ahí. No los destierres o pienses que ya nunca jamás podrás llegar a ellos. Eso crea una sensación de frustración, dolor y culpa por sentir eso mismo, que solo te generará sufrimiento. Tienes derecho a ir a por tus sueños y a ser madre, no es restrictivo ni hay que elegir solo uno. Tu felicidad interior reside en llevar a cabo nuestras capacidades para llegar ha donde queremos. Y tu familia puede acompañarte en tu camino, no eres tú la que tiene que seguir el camino de los demás siempre.

Porque recuerda… organizando bien el tiempo tanto en el trabajo como en casa, nos ayudará a conciliar trabajo e hijos sin culpas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.