Qué es la congelación de embriones o criopreservación


De manera sencilla la criopreservación es la posibilidad de congelar ovocitos, tejidos, embriones o semen, tanto para las mujeres como para los hombres. En general lo que más se hace es congelar los óvulos, pero también existen y se dan las otras posibilidades. Hoy te hablaremos en concreto de la congelación de embriones.

Esta técnica es cada vez es más frecuente, tanto por parte de las mujeres que quieren retrasar su maternidad, aun estando sanas, como las que sufren problemas oncológicos o de otra índole. Cada 2 años la clínica, o el banco de embriones en el que estén depositados los tuyos, te preguntarán si quieres seguir manteniéndolos. El servicio de mantenimiento cuesta, más o menos, entre 300 y 600 euros anuales.

¿Cómo funciona la congelación de embriones o criopreservación)?

Después de que las mujeres que se hayan sometido a ciclos de fecundación in vitro, se dispone de varios embriones de buena calidad que no van a ser utilizados. Para mantenerlos, se necesita, criopreservación, congelación de embriones que se guardan para futuros intentos. Los embriones congelados se mantienen en tanques con nitrógeno líquido a -196 grados centígrados.

La congelación de embriones se trata de un proceso que no modifica, ni altera, la calidad de los embriones. Se hace mediante la vitrificación, una técnica poco agresiva, si la comparamos con las antiguas de congelación lenta, que permite tener altas tasas de supervivencia y de embarazo. Aún así, en general, congelar y descongelar son procesos potencialmente agresivos para los embriones, aunque no tanto como lo eran en el pasado.

Con la criopreservación disminuye el riesgo de embarazo múltiple. Ya que existe la posibilidad de no transferir todos los embriones a la vez, sino que se podrán conservar y tener varias oportunidades. De esta manera también se evita volver a someter a la mujer a un nuevo tratamiento de estimulación ovárica y a una nueva punción. 

¿Para quienes está recomendada esta técnica?


La criopreservación de embriones es una técnica recomendada para aquellas mujeres que hayan realizado algún tratamiento de reproducción asistida de alta complejidad y dispongan de embriones que no se puedan transferir en fresco. Los criterios que deben cumplir estos embriones son exigentes y diferentes que los que cumplen aquellos embriones que fueron implantados en la fecundación in vitro.

Uno de los motivos por los que no se puedan transferir, por ejemplo es que excedan en número. En la legislación española se permite transferir hasta un máximo de 3 embriones. También es una técnica aconsejable en aquellos casos, en lo que que independientemente de la cantidad de embriones obtenidos, se decide no realizar una transferencia en fresco al útero materno, ya sea por elección propia de la mujer o por razones médicas.

Otra indicación para la criopreservación de embriones pueden ser los casos en los que uno de los miembros de la pareja sufra una enfermedad que, más adelante, le impedirá obtener gametos. Es el caso, por ejemplo, de las mujeres que se tienen que someterse a un tratamiento con quimioterapia.

Cuestiones legales sobre la congelación de embriones en España

La Ley 14/2006 del 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, establece la obligatoriedad de criopreservar todos los embriones viables sobrantes procedentes de un ciclo de reproducción asistida. 
En España se plantean 4 posibles destinos:

  • Su utilización por la propia mujer o su cónyuge. En España el límite para que una mujer los utilice son los 50 años.
  • Donación con fines reproductivos. Se pueden donar a otras personas, de manera gratuita, anónima, formal y confidencial. Esta opción no está muy utilizada.
  • Donación con fines de investigación. En este caso sólo podrán donarse a la investigación los embriones que no se haya desarrollado in vitro después de 14 días de la fecundación del ovocito.
  • Cese de su conservación, sin otra utilización. Sólo se aplica una vez finalizado el plazo máximo de conservación establecido en la ley.

En el momento de iniciar el tratamiento de fecundación in vitro, tendrás que decidir y firmar el destino para los embriones congelados no transferidos. A lo largo de la criopreservación podrás cambiar esta decisión.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.