Conoce la tierra en familia

Hoy es el Día de la Tierra, ese planeta en el que vivimos y que, sin embargo, tan poco conocemos. Por eso te planteamos algunas actividades en familia para conocerlo mejor y aprender a cuidarlo.

Es importante para nuestros hijos conocer el entorno en el que deben desarrollarse. Así como los verdaderos motivos por los que es conveniente cuidarlo y respetarlo.

Aprender del entorno

Como decimos, una buena forma de celebrar el Día de la Tierra es aprender de nuestro entorno. Es un día en el que puedes salir al campo con tus hijos y descubrir nuevas plantas, rocas o insectos. Pasear por el monte, no solamente es sano para cuerpo y mente, además reforzará los vínculos de apego con tus hijos.

No es necesario que os vayáis al campo, también podéis visitar zonas verdes si vivís en la ciudad. Lo importante es salir a disfrutar del entorno y aprender de él.

¿Qué puedo aprender sobre la tierra paseando por la ciudad?

El Día de la Tierra es un día que se instauró para concienciar sobre el cuidado del planeta y su medioambiente. Entendiendo medioambiente como el ambiente en el que vivimos, eso incluye las ciudades.

En la ciudad puedes observar la cantidad de coches que pasan por sus calles. Puedes reflexionar con tus hijos sobre la contaminación y la importancia del transporte público, de caminar o ir en bicicleta.

Seguro que mientras paseáis podéis ir observando la cantidad de papeleras o de contenedores de reciclaje que hay. Ese es un buen momento para concienciar a tus hijos sobre la importancia del reciclaje y de recoger las basuras que generamos.

Podemos comparar la cantidad de asfalto con la cantidad de zonas verdes de nuestra ciudad y debatir con nuestros hijos si están bien compensadas o no. Es importante explicarles que son los árboles y las plantas los que limpian el aire de la contaminación que crean los vehículos, para que entiendan el porqué de esta comparación.

¿Qué puedo aprender del campo?

Ya hemos mencionado que es una gran idea salir a pasear al campo para celebrar este día. Podemos aprender gran cantidad de cosas, no solo de las rocas, de los animales o de las plantas. Es posible que podamos aprender junto a nuestros hijos a cuidar de este entorno.

Observar un arroyo o el agua que brota de un manantial, nos puede inspirar a desear que dure eternamente. Si les explicas a tus hijos la importancia del agua, les estás enseñando a cuidar la tierra.

Ver como crecen tallos verdes de un tronco que parece muerto, nos puede ayudar a explicar a nuestros hijos que la vida se abre camino. Es preciso que les enseñemos a respetarla y a no destruir ese entorno que necesitamos para vivir.

Oír cantar a pájaros o insectos como las chicharras o los grillos, nos da pie a explicarles a nuestros hijos la función de cada animal. Podemos contarles porqué es tan importante que todos ellos sean respetados. Cada uno tiene una misión en una larga cadena de labores para que este planeta funcione correctamente. Es fundamental que entiendan este concepto tan importante, precisamente en este día.

¿Por qué celebrar el Día de la Tierra?

Si ya existen otros días en los que se recuerda que hay que cuidar el entorno, ¿por qué es tan importante celebrar este día? Pues porque cualquier día es bueno para concienciar, para pasear, para aprender y sobre todo para disfrutar de tus hijos.

Es de vital importancia que aprendamos sobre nuevas formas de energía, menos contaminantes, cultivos más respetuosos con el medio. Y sobretodo, que generemos la menor cantidad de residuos posible, ya que muchos de ellos, tardan miles de años en degradarse. Este es un día que sirve para concienciar del daño que le hacemos a nuestro planeta.

La tierra no descansa nunca, no deja de girar, nunca detiene su ciclo. Es como esa madre que nunca duerme porque cuida de alimentar a su bebé a cada hora si es preciso. Como la madre que es, merece que la cuiden, hoy, mañana y siempre.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *