¿Conoces la copa menstrual? Una alternativa para los días ‘de regla’

Copa menstrual, compresas, tampones

En junio de 2011 se publicaba en NCBI un estudio titulado “FLOW (finding lasting options for women)”, se partía de una idea: las mujeres se preocupan cada vez más el impacto sobre el medio ambiente de los productos absorbentes del fluido durante la menstruación. Desde hace años, se están presentando las copas vaginales como alternativa (aunque no la única), es un producto flexible, fabricado en silicona que recoge el fluido desde dentro de la vagina. Son sostenibles por su durabilidad, y además – a pesar de posibles dificultades iniciales – son fáciles de utilizar.

El ensayo del que os hablo comparó copas con tampones, era el primer estudio con estas características , y comparaba experiencias de mujeres que habían utilizado tampones exclusivamente, con otras que habían estado tres ciclos menstruales usando solo la copa. La satisfacción con eta última era muy elevada, porque un 91 por ciento de las participantes afirmó que seguirían con ese sistema, y que estaban dispuestas a recomendarlo.

En el otro lado, las malas experiencias están relacionadas con un mayor malestar vaginal, que disminuye con el uso continuado, y sobre todo con la adquisición de mayor habilidad al introducirla. Existen varias marcas que comercializan copas vaginales con distintas características que se ajustan a nuestras necesidades: tamaño, capacidad, flexibilidad, forma, etc. Es común que el primer condicionante para la elección sea haber parido o no, aunque la cantidad de flujo menstrual también se debe tener en cuenta. Te aconsejo que te asesores bien en las tiendas online que comercializan el producto, o en la tienda de productos naturales / dietética.

Comparación copa menstrual

¿Conoces la copa vaginal?

Como he comentado, se usa internamente, pero no absorbe la sangre, sino que la recoge. Se coloca de forma manual en el interior de la vagina, y es posible mantenerla hasta 12 horas, claro que esto depende del día del ciclo menstrual en el que estés, y de la abundancia de tus menstruaciones.

Ya sabes que las compresas y los tampones son desechables, hay otras alternativas además de la copa, sobre las que hablaremos otro día. En cambio la copa menstrual sólo necesita del vaciado – generalmente en el váter – y lavado para volver a ser utilizada; es muy importante la higiene que será realizada con agua templada. A cambio te da tranquilidad, y mantiene la vulva limpia durante la menstruación.

Ya habrás deducido que la copa es segura, y ahora te tengo que decir que también resulta muy cómoda, una vez que sabes cómo utilizarla. Si tienes interés, y quieres probarla, no te fíes de las malas experiencias que aseguran que no ajusta bien, y que ensucia al sacarla y lavarla

Quiero decir con esto que es mejor que llegues a tus propias conclusiones. Por cierto, al finalizar la menstruación, la copa se lava, se hierve, se seca bien, y se guarda

También hay (algunas) DESVENTAJAS

  • Si has escogido bien tu copa vaginal, se ajustará a las paredes de tu vagina, pero una mala colocación ocasiona que se mueva y no se consiga el objetivo deseado.
  • Si sabes poner un tampón, también podrás introducir la copa, ten paciencia si no lo consigues a la primera. Pero… al sacarla deberás deshacer el vacío introduciendo suavemente un dedo entre su exterior y la pared de la vagina; si no lo haces así, puedes sentir alguna molestia.
  • Es un buen método, pero valora antes tu entorno laboral especialmente las características de los baños (¿hay bidé? ¿lavabo cerca del inodoro?). Ten en cuenta que cuando te acostumbres no habrá impedimentos, y además puedes salvar la incomodidad de no saber cómo lavarla, usando toallitas desechables.
  • ¿Te ensuciarás los dedos al extraerla y vaciarla? Probablemente sí, un poco, pero ¿es importante comparado con las ventajas? Al fin y al cabo la regla es un fluido corporal, es algo nuestro.

Copa menstrual

Las copas vaginales son sostenibles, los tampones y compresas NO

Además de que producen residuos, están fabricados con sustancias tóxicas: dioxina, asbesto, cloro blanqueante, rayón – solo los tampones -(causante del shock tóxico). No es así en el caso de los ecológicos, pero estos cuentan como inconveniente que son más caros, yo para eso me compro una copa que dura más y compensa la inversión.

Como la industria evoluciona, los productos también se perfeccionan y se introduce el perfume: elemento que pretende vender frescor, pero que no deja de ser un pequeño ataque contra nuestra vagina.

En absoluto son sostenibles, empezando porque se obtienen a partir de la celulosa (y esta a su vez de los árboles)

Para acabar, te cuento una ventaja más de las copas vaginales, si las has usado lo sabrás: no altera la mucosa, y por ello no reseca, ni provoca picores. Como he comentado, hay más métodos, te los contamos en breve.

Imágenes — julio.garciah, La copa menstrual, Greencolander


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *