¿Conoces los alimentos que más alergia provocan?

alimentos sanos
Tener alergia a ciertos alimentos es más común de los que piensas. Esta condición afecta a entre el 6% y 8% de los niños menores de 3 años, y hasta cerca de un 3% de los adultos. Aunque hay más de 170 alimentos relacionados con reacciones alérgicas, si reducimos la lista de los más comunes, nos quedaremos con menos de diez.

Te contamos cuáles son los alimentos que más alergia provocan, y por cuáles puedes sustituirlos. Porque al eliminar de la dieta los alimentos alergénicos puede ser motivo de deficiencias de proteínas a largo plazo. Será el nutricionista el que mejor te aconseje en estos casos.

Alimentos con altas probabilidades de provocar alergia

alimentos alergia

En principio cualquier alimento puede provocar una reacción alérgica, incluso si lo has tomado antes sin ningún problema. A diferencia de la intolerancia alimentaria, la alergia a un alimento es una reacción del sistema inmunológico. Sucede al poco tiempo de haber ingerido el alimento. 

Entre los alimentos más alergia provocan entre la población infantil son la leche de vaca, el huevo y los pescados.  Mientras que frutas tipo melocotón, albaricoque, manzana, melón y kiwi y algunos frutos secos afectan más a la población adulta.

Muchos productos son fáciles de identificar en los menús cotidianos, pero hay otros que pasan inadvertidos en las etiquetas de los alimentos procesados, en forma de aditivos espesantes, emulgentes, estabilizantes o aromas. Lo mismo sucede con platos cocinados en los restaurantes o en las de los familiares, por eso siempre hay que avisar al camareros, y recordar a la familia sobre los alimentos que te causan alergia.

Huevos y leches arriba de la tabla

leche alimento alergia

Los huevos pueden provocar alergia, es una reacción a la proteína que está más en la clara, pero también en la yema. Se da con mayor frecuencia en los niños, y la reacción suele desaparecer en la adolescencia. Cuanto más cocido esté más inocuo es el huevo. Los síntomas que causa esta alergia son, por lo normal, moderados e incluyen urticaria, congestión nasal, vómitos o problemas digestivos.

Ser alérgico a la leche también es más común en los niños que en los adultos. Suele desaparecer en los niños alrededor de los 5 años. La leche que suele provocar más alergia es la de vaca, pero también puede ser la de la cabra, la oveja, etc. Los síntomas varían de persona a persona y pueden ser leves o graves. La alergia a la leche es distinta a la intolerancia a las proteínas de la leche o la lactosa.

Si tu hijo o hija es alérgico a los huevos puedes sustituir su valor nutritivo por carnes, legumbres, pescados, vegetales de hoja verde, calabaza o zanahoria. En el caso de los alérgicos a la leche, hay otros alimentos ricos en calcio, como las verduras de hoja oscura, pasta, legumbres, frutos secos. Y también hay bebidas con vitaminas, como las elaboradas con soja y almendras.

Frutos secos y soja, dos alimentos muy alergénicos

Frutos secos como fuente de grasas saludables

Los frutos secos, y en especial los cacahuetes provocan ataques de alergia grave. Es una reacción a las proteínas que contienen estos frutos. Se puede ser alérgico a ciertos frutos secos, como el maní, pero no a otros. La reacción más común es la cutánea. En casos muy graves, incluso cantidades muy pequeñas o el contacto indirecto pueden provocar anafilaxia. Algunas personas que sufren de pequeños alergia a ciertos frutos secos  la superan, pero puede reaparecer en cualquier momento.

La alergia a la soja suele aparecer en los primeros años de vida y la gran mayoría de los niños la superan. En el caso de ser alérgico a este alimento hay que tener especial cuidado con las etiquetas, muchos productos procesados contienen un porcentaje de soja. La reacción más común es urticaria, picazón alrededor de la boca, piel roja, dolor abdominal e hinchazón.

Hay personas que aunque no sean alérgica no incluyen ni la soja, ni los frutos secos en su dieta. Pero, lo cierto es que aportan proteínas, fibra soluble, potasio, ácidos grasos insaturados, magnesio, fósforo, vitamina E y calcio. Una manera de sustituirlos es consumir carne, pescado, huevo, legumbres, garbanzo, aceite de oliva, aceitunas, aguacate.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.