Conozca el Test de Apgar

test

Una de las importantes pruebas para el recién nacido es el llamado Test de Apgar, que busca la vitalidad y la madurez del recién nacido. Esta  analiza cinco parámetros: color de la piel, frecuencia cardiaca, reflejos, tono muscular y respiración.

Estos se puntúan de 0 a 2, en función de que la respuesta del bebé sea perfecta (2), discreta (1) o presente algún problema (0). Para obtener una evaluación más objetiva, se realiza dos veces: la primera, al minuto de nacer; y la segunda, cinco minutos después, cuando el neonato ha superado el bajón del parto.

Si la suma de las puntuaciones es de 8 a 10, el niño está en perfectas condiciones. Si la calificación es inferior a 6, el pequeño necesitará reanimación y una vigilancia especial. En ocasiones, la primera vez da un resultado muy bajo, pero una puntuación alta en la segunda confirma que la reanimación ha sido un éxito.

Los resultados se anotan en la ficha neonatal que, a partir de entonces, formará parte de la historia clínica del bebé.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *