Cómo conseguir 15 minutos más de sueño en fin de semana

nena que no quiere dormir

Si eres madre o padre sabrás que los niños no entienden de días laborales y de días festivos. Si tu hijo/a es madrugador lo hará igual un lunes que un domingo… a pesar de tu sueño y de tu cansancio. Pero si consigues dormir 15 minutos más esas mañanas que tanto lo deseas, seguro que habrá un cambio positivo en tu descanso e incluso, en tu estado de ánimo.

Los niños tienen una capacidad extraordinaria de despertarse en los momentos menos oportunos. Pero entonces, si tu hijo/a pequeño/a se despierta temprano en la mañana, ¿cómo puedes hacer para que puedas dormir un poco más y mantener a tu hijo/a en la cama hasta una hora determinada? Lo sé, parece misión imposible.

Un reloj con luces

Un  reloj con luces puede guiar a tu pequeño con señales visuales para saber cuándo es hora de levantarse. Si el reloj se ilumina en azul es porque es hora de seguir durmiendo y cuando se pone en amarillo (por ejemplo), es hora de despertar a mamá y a papá. Ajusta el reloj para que cambie de color a la hora que te viene bien y seguro que tu hijo será muy obediente en esto. Aunque cueste un poco al principio hasta que tu hijo/a se acostumbre, con el tiempo merece la pena.

Las cortinas cerradas

Muchos niños cuando notan que el sol está fuera es momento de despertar… Pero en las épocas del año en que el sol aparece muy temprano puede ser una tortura para los padres. Por eso, es importante que tengas unas buenas cortinas en el dormitorio de tus hijos para que no vean la luz que entra desde fuera. Así, cuando se despierte sabrás que realmente está totalmente descansado y no que quiere levantarse simplemente porque ya es de día.

¡Son dos técnicas infalibles para dormir 15 minutos extra (o más)!

 

 

 


Escribe un comentario