Consejos de perseverancia para los hijos

madre e hija

En la vida se deben enseñar cosas a los hijos que suelen dar por sentado pero que no son así realmente. Cuando eres niño das por supuesto que las cosas se consiguen solas, que son fáciles y que no requieren esfuerzo… y no entiendes por qué tus padres te repiten tanto las cosas. Repetir es necesario para que el niño se dé cuenta de lo que ocurre realmente. Aunque pueda ser molesto, que los padres repitan las cosas una y otra vez, realmente es algo útil.

Hay algunos hechos en la vida que tendrás que enseñarles a tus hijos, que tienen que ver con la perseverancia y que sabes que antes o después, repetirás hasta la saciedad.

No hay atajos para conseguir las cosas

La vida real no hay atajos, y “el que algo quiere, algo le cuesta”… y así es realmente. Todas las cosas que se quieren conseguir necesitan trabajo duro, constancia y perseverancia… a no ser que hayas nacido en un mundo de abundancias donde no tengas que mover un dedo para tener las cosas, pero ¡cuidado! Las cosas no duran para siempre, excepto el aprendizaje de saber hacer las cosas por uno mismo. Siempre tendrás que enseñar a tus hijos que la constancia, siempre trae buenas recompensas (tanto en el trabajo, como en la escuela e incluso en las relaciones con las demás personas).

Siempre se falla en algo, ¡pero también se aprende!

En la vida hay que equivocarse para mejorar y es que los errores son los mejores maestros. Si se fracasa se puede aprender a cómo hacer las cosas mejor la próxima vez. Nadie es perfecto y el fracaso es parte de la vida, por lo que siempre tendrán que ayudar a tus hijos a hacer más, a hacerlo mejor y a ser una mejor versión de uno mismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *