Consejos de seguridad para el dormitorio infantil

consejos para decorar un dormitorio de bebé

Cuando una mujer está embarazada es probable que piensa cómo será el dormitorio infantil para su bebé. Es seguro que pasará por su mente muchas formas de decorar, pensará en los temas, en los materiales, en los muebles que escogerá para su bebé, en lo que quiere y lo que no hace falta, en los mejores colores para las paredes y para combinar, en los pequeños detalles… todo es importante para el dormitorio del bebé. Pero aún resulta algo más importante que todo esto: la seguridad del pequeño.

La seguridad en el dormitorio infantil se debe pensar antes de que nazca el bebé para que después, cuando ya esté entre tus brazos no sientas que haces las cosas “sobre la marcha”. Es mejor prevenir accidentes y pensar en qué es lo que necesita tu bebé en su dormitorio para estar seguro todo el tiempo. Es tu trabajo tenerlo limpio, alimentado, vestido y seguro.

En los primeros meses de vida de tu bebé tendrás que cambiar muchos pañales, alimentarle, dormir y no dormir, médicos y vacunas… será todo un movimiento constante y por eso es necesario que el tema de la seguridad lo puedas tener bien controlado.

Es probable que durante los nueve meses de embarazo ya hayas tenido suficiente para preparar el dormitorio de tu bebé, quizá lo tengas todo listo para que pueda dormir en él. La cuna está perfecta, el cambiador en su sitio e incluso has pensado en una butaca para las noches largas de lactancia materna. Pero si quieres estar totalmente tranquila, no te pierdas los consejos de seguridad que debes tener en cuenta.

La seguridad en la cuna

La cuna del bebé es donde va a pasar mucho tiempo durmiendo, pasará la mayor parte del día y de la noche durante los primeros meses. Por este motivo resulta imprescindible que la cuna sea de buena calidad y que te asegures que tiene un sello de certificación de seguridad adecuado al país al que residas.

consejos para decorar un dormitorio de bebé

Es necesario también que lo coloques en un lugar correcto y que puedas seguir unas pautas de seguridad, como por ejemplo que no la pongas directamente cerca de un sistema de calefacción o de aire acondicionado, tampoco lo pongas en un lugar donde corre demasiado el aire (no pongas la cuna directamente al lado de una ventana).

Además, es muy importante que no pongas ningún peluche en la cuna en el momento de dormir del bebé para evitar que se asfixie. Recuerda que es un bebé que no se puede mover y que si le cae un peluche en la cara y no puede apartarla, es muy fácil que se asfixie… ¡así que no pongas ningún peluche en la cuna!

Cuidado con los enchufes eléctricos

La mayoría de los nuevos padres piensan que no deben preocuparse por cosas como los enchufes hasta que el bebé es capaz de moverse. Pero no se dan cuenta de que ese día en el que el bebé empieza  a moverse llega tan rápido, que puede cogerles de imprevisto. Tu bebé empezará a rodar mucho antes de que esté listo y en cuanto lo consiga querrá explorar todo lo que hay a su alrededor. 

A pesar de que tu bebé es un recién nacido y sientas paz porque no se mueve aún, es necesario que empieces a tomar medidas lo antes posible. Para ello deberás cubrir los enchufes eléctricos con protectores de corriente (los venden en cualquier tienda de artículos de bebé). Aunque te parezca que es demasiado pronto, es mejor prevenir que curar… no creo que quieras toparte con la situación en la que tu bebé mete sus pequeños deditos en los agujeros del enchufe. Así cuando tu bebé empiece a moverse no habrá problemas.

los colores en el dormitorio del bebé

Un cambiador

Un cambiador puede ser cómodo para ti y para tu bebé, pero la realidad es que por muy acolchada que esté puede ser un peligro potencial para tu bebé. Un bebé cuando empieza a rodar lo hace tan rápido que si en algún momento te tienes que girar un segundo para coger cualquier cosa, tu bebé podría rodar y caer al suelo. 

Siempre he pensado que un cambiador es un mueble totalmente prescindible en el dormitorio de un bebé. Puedes cambiarle en cualquier superficie acolchada como una cama o un sofá. Aunque el cambiador puede ser cómodo al principio, es un gasto innecesario y después se convertirá en un mueble trasto que no sabrás qué hacer con él. Pero si le cambias en una mesa o en algún otro lugar, deberás asegurarte que no hay astillas, grapas, clavos o que la pintura de la superficie no mancha.

Aunque si te gusta el cambiador y quieres utilizarlo, lo ideal es coger un cambiador que tenga un cinturón de seguridad para que con la correa, puedas sujetar a tu bebé y que no haya peligro de que se pueda caer rodando por el lateral del cambiador.

El parque infantil

Un parque infantil es una estupenda manera de entretener al bebé en un entorno seguro. Muchos parques infantiles son muy modernos y tienen una buena malla de seguridad, pero para cuando quieras comprarlo debes asegurarte de que tiene un sello que certifica su buena calidad y que además, es apto para los bebés. Asegúrate de que los agujeros de la malla son resistentes y que no se hacen grandes fácilmente.

los colores en el dormitorio del bebé

Al igual que ocurre en la cuna, es necesario que no pongas demasiado muñecos o peluches en el parque infantil. Tampoco pongas juguetes o elementos que puedan poner en peligro su seguridad. Nada de objetos pequeños y por supuesto, sólo juguetes que estén adaptados a su edad. Y aunque creas que es una zona muy segura para tu bebé, es mejor que no te ausentes y estés presente todo el tiempo. Y si debes ir a otra estancia, ¡no olvides coger el intercomunicador de bebés!

Estas son algunas medidas de seguridad que son muy importantes que tengas en cuenta antes de que nazca tu bebé. ¿Y quieres saber algo también importante? ¡Protege todos los muebles con puntas en las esquinas para evitar golpes innecesarios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *