Consejos generales para elegir una cuna

Antes que el color y el estilo que vas a darle a la nueva habitación del más pequeño de la familia, lo primero que deberás tener en cuenta es la seguridad, y de ser posible la comodidad.  Por ese motivo están a la orden del día las cunas funcionales, que pueden simplificarte varias tareas con un solo dispositivo.

A la hora de elegir la cuna, tienes que tener en cuenta que los bordes de la misma deben ser suaves. En las cunas con terminaciones filosas, los golpes que el niño pueda darse involuntariamente pueden traer consecuencias nefastas, mientras que los mismos pueden resultar prácticamente inofensivos cuando se tratan de muebles con puntas redondeadas.

Las uniones realizadas con tornillos y tuercas, deben ser fuertes para  evitar que el niño pueda aflojarlas con sus manos o boca a medida que va creciendo. Trata de averiguar cuál es el material con el que fue pintada la cuna para evitar que el niño pueda tener consecuencias no deseadas cuando chupe la madera, o material del que esté realizado el mueble.

Si el modelo de cuna escogida, es el clásico con barrotes, fíjate que la distancia entre los mismos sea pequeña. De esta manera evitarás que si el niño quiere escapar por estos orificios, quede enganchado entre los mismos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *