Consejos para evitar el contagio de gripe, o cuidar a los niños enfermos

La gripe es una enfermedad bastante temida por las familias con niños, y diría que por la población en general. De origen vírico, suele ser autolimitada (o sea, que aunque no hagas nada al respecto, el enfermo acabará curándose), pero resulta molesta, incapacitante, y además es súper contagiosa. Como sabéis existen una serie de grupos de riesgo, entre los cuales están los bebés menores de 12 meses, quienes (según información proporcionada por la Asociación Española de Pediatría), presentan un cuadro clínico más severo que los ancianos.

Es una infección de las vías respiratorias que a veces confundimos con un resfriado, aunque la sintomatología se prolonga durante más días (un mínimo de cinco). Además se presentan de forma más intensa y más molesta. Es muy fácil contagiarse porque al toser o estornudar, expulsamos gotitas que contienen el virus, así es cómo llega a otro huésped, y así es como puede convertirse en brote, que posteriormente pasaría a ser epidemia, en caso de que en el mismo lugar, un número considerable de personas fuera afectado.

¿Cómo saber si ha entrado la gripe en casa?

Te lo dirá el médico si vais a consulta, pero los síntomas más comunes son: escalofríos, debilidad, fiebre, tos, mucosidad, dolor de cabeza o muscular, fatiga, dolor de oídos, vómitos (o simplemente náuseas), mucha debilidad. Si se trata de niños muy pequeños (lactantes) notarás que tienen mal aspecto y están inquietos.

Es curioso pero el grupo de población formado por niños en edad escolar, son la principal vía de entrada de la enfermedad en casa, los ratios de infección son mayores. Por otra parte, tras haber expuesto las principales manifestaciones, cabría aportar que la gripe predispone a otras complicaciones, como otitis media aguda (más del 20 % de los menores de 6 años), que serían en su mayor parte bacterianas.

Prevenir mejor que curar.

Ya he dicho que es muy contagiosa, pero podemos evitarlo tomando las siguientes precauciones:

  • Quedarse en casa y descansar: los niños seguro, y los adultos…, sé que a veces hay miedo a ponerse enfermos por posibles repercusiones laborales, pero los hechos se deben valorar en conjunto. Una persona enferma puede transmitir el virus a otras muchas.
  • Lavado de manos frecuente, tened en cuenta que los enfermos nos llevamos mucho las manos a la boca y la nariz.
  • Que los enfermos usen sus propias toallas y servilletas, y que no se compartan vasos ni cubiertos usados.
  • Al toser o estornudar nos cubriremos boca y nariz.

¿Y qué hay del tratamiento?

En cualquier caso sería conveniente proporcionar cuidados generales al enfermo (descanso, higiene, hidratación, comidas ligeras y calientes,…) y administrar analgésicos o antitérmicos (según tabla de edades o pesos) en caso de dolores / fiebre.

Si tu bebé toma leche materna, lo mejor que puedes hacer es continuar amamantándolo mientras está enfermo

Está contraindicado automedicarse recurriendo a los antivirales, y es el médico el único que puede prescribir, y desde luego no se deben tomar antibióticos contra la gripe, porque siendo infección viral, son completamente ineficaces.


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *