Consejos para evitar un parto prematuro

Es importante tener un estricto control del embarazo para evitar un parto prematuro. Si bien hay diferentes etapas, se considera parto prematuro aquél que ocurre entre las semanas 21 y 37 de la gestación. ¿Qué cuidados hay que realizar en el embarazo para evitar un parto prematuro?

No existe una única regla pues hay varios factores que pueden influir en el desencadenamiento de un parto antes de tiempo. Es por eso que nos dedicaremos a ahondar en los riesgos de un parto prematuro para así tomar los recaudos necesarios y evitar problemas.

Cuándo hablamos de un  parto prematuro

Si bien cuando se habla de un parto prematuro se hace referencia a aquellos partos que ocurren entre las semanas 21 y 37, dentro de este paréntesis de tiempo hay una gran diferencia que, en muchos casos, puede significar la vida y la muerte o bien posibles consecuencias a largo plazo.

Cuando un parto se desencadena antes de la semana 21 del embarazo, ya no hablamos de parto prematuro sino de un aborto, y en éstos casos sólo unos pocos bebés logran sobrevivir dado que el feto no se encuentra lo suficientemente desarrollado para sobrevivir fuera del útero. Los casos en los que esto ocurre son excepcionales y por eso es que son noticia del día.

Por el contrario, cuando un parto se extiende más allá de la semana 42 se trata de un parto tardío y es cuando el obstetra recomienda una inducción para evitar posibles peligros.

Las fechas no son casuales y están en estrecha relación con el desarrollo del feto y las posibilidades de supervivencia fuera del vientre materno. Si un bebé nace a partir de la semana 37 de embarazo se considera que está bien desarrollado como para sobrevivir aún cuando lo ideal sería que se cumplieran las 40 semanas. En estos casos, la ayuda artificial de los centros médicos es esencial para acompañar la madurez fuera del útero.

La importancia del control

El control médico de rutina es esencial en cualquier embarazo pues de esta forma es posible detectar cualquier problema o anomalía y así evitar los riesgos de un parto prematuro. Aún detectando que hay muchas posibilidades de que esto ocurra, siempre se buscará retrasar el parto lo más posible para que el feto nazca lo más maduro posible. Cuanto más tiempo transcurra, mayores posibilidades de supervivencia.

Entre los riesgos de los bebés prematuros están los:

  • problemas cerebrales
  • problemas neurológicos
  • trastornos respiratorios y digestivos
  • retraso en el desarrollo
  • problema de aprendizaje en la niñez.
  • Prevención del parto prematuro

Cómo evitar un parto prematuro

Si hablamos de los cuidados en el embarazo para evitar un parto prematuro lo más importante es seguir el control médico de rutina y estar atento a posibles cambios corporales o bien al registro de posibles dolor de barriga y secreción vaginal con sangre. Otros síntomas de un parto prematuro son los calambres abdominales, o fuerte dolor en la zona baja de la espalda así como presión en la zona de la pelvis.

También puede aparecer pérdida de líquido amniótico o bien detectar contracciones frecuentes y regulares, con un promedio de más de 5 contracciones en una hora. Estos síntomas hablan de un parto inminente y por eso es importante consultar en forma urgente al médico.

Si las contracciones son muy frecuentes, lo mejor es recostarte del lado izquierdo, y contar la frecuencia de las mismas. De acuerdo a los estudios, el médico realizará las recomendaciones necesarias intentando prolongar el embarazo el mayor tiempo posible a través de una vida serena, reposo y evitar las relaciones sexuales. Esto ayudará a evitar un parto prematuro.

Por último, la alimentación es otro punto a tener en cuenta. Realiza una dieta rica en nutrientes evitando las frituras y los alimentos pesados. Bebe líquido en abundancia, al menos dos o tres litros diarios pues la hidratación es parte fundamental del período de gestación.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.