Consejos para garantizar la salud de tus hijos

Es indiscutible que uno de los temas que más preocupa a los padres es la salud de sus hijos. Todos queremos que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes. Muchas veces está fuera de nuestro control el que aparezcan enfermedades, sobre todo las genéticas, pero los hábitos de vida que lleven afectará sin lugar a dudas en su salud. Por eso os damos unos consejos para garantizar la salud de tus hijos.

Consejos para garantizar la salud de tus hijos

  • Buena alimentación. La alimentación es cómo la gasolina para los coches. Si le das una gasolina de mala calidad a tu vehículo, tendrá muchos problemas que si le das una de mejor calidad. Lo mismo pasa por la comida. Debemos ser más conscientes del efecto que provoca nuestra alimentación a nuestro organismo. La normalización de la ingesta de azúcar de manera descontrolada y socialmente aceptada, está creando muchos problemas de salud en niños que no se veían antes. Lo ideal es tomar una alimentación sana y equilibrada.
  • Reducir la toma de azúcares, ultraprocesados y bebidas carbonatas al mínimo. Que sean la excepción y no la regla. Si un día van a un cumpleaños o hay alguna ocasión especial no pasa nada, pero no le des comida procesada todos los días.
  • Lavarse las manos antes de comer. Un sencillo gesto que debemos inculcar a nuestros hijos para evitar infecciones intestinales. Además los niños son muy dados a comer con las manos, así que de esta forma podemos garantizar más su salud.
  • Fomenta en tus hijos el ejercicio. Nuestro cuerpo es una maravillosa máquina, pero hay que ejercitarla. Estar todo el día entre cuatro paredes, sentado delante del ordenador, tablet o televisión no ayuda ni a su organismo ni a su desarrollo. Los niños necesitan hacer ejercicio y desfogarse. Además de su bienestar físico, es una forma en la que los niños aprenden habilidades sociales, capacidades cognitivas, emocionales, físicas… Ayúdale a encontrar alguna actividad física que le guste para mejorar su salud.
  • Cepillarse los dientes. Otro sencillo gesto para garantizar la salud de los dientes de nuestros hijos. Hazle saber la importancia de cepillarse los dientes después de comer, y que lo adopte como algo normal en su rutina. Así se acostumbrará a hacerlo de forma natural.
  • Beber agua. Los niños necesitan hidratarse bien, y lo mejor para hacerlo es el agua. Evita los zumos que tienen muchísimo azúcar, y déjalos para momentos puntuales. Lo mejor siempre será el agua.
  • Darle ejemplo. Ya sabemos que el ejemplo es uno de los aprendizajes que más fácil se retiene. Si vemos a nuestros padres que no comen verdura ni fruta, se pasan el día delante de la televisión y no hacen van andando ni al súper, difícilmente aceptarán que la otra forma de vida es mejor y más saludable. Es un buen comienzo para mejorar vuestra salud, cambiar hábitos de vida, dejar el coche más en casa y comer mejor. Por tu salud y la de tu familia merece la pena el cambio.

Uno de los mayores problemas de la actualidad, la obesidad

Cada vez, por desgracia, hay más niños que sufren de obesidad. Los cambios de estilo de vida, la alimentación cada vez más ultraprocesada y la vida más sedentaria, crean un ámbito donde la obesidad se ha convertido en un gran problema a nivel mundial. Esto aumenta los riesgos de padecer complicaciones a nivel cardíaco, aumento de casos de diabetes y complicaciones metabólicas. El 95% de los casos de obesidad está relacionado por determinantes ambientales.

Promoviendo actos sencillos como los consejos que os comentaba antes, protegerá a nuestros hijos de muchas enfermedades. No podremos protegerlos de todas, pero por lo menos, todo lo que esté en nuestras manos para garantizar su salud deberíamos hacer todo lo posible. Ser conscientes de cómo afecta tanto a los adultos como a los niños unos malos hábitos de vida en nuestra salud es muy importante.

Porque recuerda.. no podemos jugar con algo tan importante como la salud de nuestros hijos.


Sé el primero en comentar