Consejos para hacer fotos a bebés

Bebé durmiendo

Fotografiar a un bebé puede ser muy fácil en sus primeros meses de vida porque la mayoría del tiempo está durmiendo (si le quieres hacer la foto despierto ya es otro tema), pero según va creciendo cada vez se mueve más y hacerle una fotografía sin que salga movida es más complicado.

Quizá con una buena cámara el tema del movimiento no sería un problema, pero hoy quiero daros consejos para hacer fotografías a bebés incluso si tenéis una cámara más normalita, con la que podremos hacer fotos bonitas de nuestro queridísimo bebé.

Prepara el “escenario”

No hace falta que te montes un estudio de fotografía en casa, pero ciertos cuidados mínimos harán que su fotografía se vea muchísimo más bonita. Por ejemplo, puedes hacerle las fotos a tu bebé tumbado o sentado en la cama, coloca una manta o una sábana de color liso (yo suelo utilizar una sábana blanca o una manta polar beige), coloca a tu bebé en el centro para asegurarte de que no se caiga y, sobre todo, en en cuenta la luz que recibe.

Prepara a tu bebé para la ocasión

Puedes ponerle un pijama que te guste más o ponerle algo de ropa que te guste, como prefieras, pero recuerda tener en cuenta el color que utilizas de fondo (el de la sábana o manta) para que el conjunto vaya bien.

Deja que se relaje ¡Y dispara!

Evita estar pendiente encima de él con la cámara, deja que se relaje, que se mire las manos, que te mire a tí… Simplemente mantén la cámara preparada y, cuando veas el momento, comienza a hacer fotos. Te aconsejo que no hagas solo una, repite siempre varias veces y así luego tendrás dónde elegir.


Escribe un comentario