Consejos para los primeros baños de tu bebé

baños recien nacido

Bañar a un recién nacido, sobre todo para padres primerizos puede ser una verdadera odisea. El miedo a que se escurra de las manos, las dudas de cómo y cuándo hacerlo, de que manera, que usar… puede preocupar a muchos padres. Por eso hoy os vamos a dar unos consejos para los primeros baños de tu bebé y que ambos disfrutéis de estos momentos juntos.

¿Cuándo hay que bañar al bebé por primera vez?

Para poder realizar el primer baño en casa, debemos esperar a que se le caiga el cordón umbilical y esté totalmente curado. Esto suele ocurrir entre los 10 días y las 3 semanas tras su nacimiento. La razón es evitar que se moje el cordón umbilical y que puedan entrar gérmenes a la herida que provoquen una infección. Mientras no se le caiga se le puede lavar con una esponja húmeda.

Para disfrutar de este primer momento tan especial, como es su primer baño, podéis estar ambos padres presentes para ayudaros y no perderos esta ocasión. Si hay otra persona siempre da mucha más seguridad que hacerlo cuando estamos solas.

¿Con qué frecuencia se debe bañar al bebé?

Los pediatras suelen recomendar dar dos o tres baños a la semana durante las primeras semanas de vida. Los bebés no necesitan bañarse todos los días, y es más tampoco es recomendable. Su piel es muy delicada y los baños continuados pueden resecarle la piel. Lo ideal es lavarlo cuando está muy sucio, es decir, cuando el pañal está lleno o no ha aguantado o cuando a regurgitado. Por el resto podemos lavarlo con una esponja húmeda como hacíamos antes de la caída del cordón.

En algunos sitios se usa el baño diario como parte de la rutina. No hay inconveniente siempre que uses un jabón especial que cuide su piel, o usar solo agua.

¿Dónde debo hacerlo?

Lo mejor es evitar las bañeras de adultos cuando son muy pequeños, ya que va a ser muy incómodo para ti y no podrás sujetarle bien. Deberás buscar cual es la opción que mejor te vaya a ti. En el mercado existen varias opciones o puedes hacerlo en el lavabo. Lo importante es que estés cómoda y te de seguridad.

Lo más importante, independientemente del lugar donde lo bañes, es que tengas claro estos consejos. Te permitirán tener un baño tranquilo y una experiencia agradable que compartir con tu bebé.

baños bebes

Consejos para los primeros baños de tu bebé

  • Nunca dejes solo al bebé, ni siquiera un segundo. Para evitar eso, ten a mano todo lo que necesites: jabón, cepillo, toallas, pañales, cremas, esponja y ropita. Para recién nacidos puedes prescindir de los jabones y del champú, y usar solo agua. Cuando el bebé crezca ya podrás usar productos específicos para bebés.
  • El agua nunca debe estar ni muy caliente ni muy fría. Lo ideal es estar entre los 34 y los 37 grados. Para saberlo hay termómetros que te ayudarán a saber con exactitud a que temperatura está el agua.
  • La temperatura del ambiente debe estar entre los 22-25 grados. Así evitaremos que coja frío cuando salga del agua. Así como salga del agua, sécalo lo mejor posible y vístele.
  • Lávalo de arriba hacia abajo. Comienza por la cabeza y acaba por los genitales. Deja el pelo para el final para que no se enfríe.
  • Sujétalo bien con la palma de tu mano. Con seguridad para que se no escurra entre tus manos. Si tienes dudas sobre como hacerlo, no dudes en preguntarle a tu comadrona.
  • Límpialo con una manopla suave. No te olvides de las partes más difíciles como los pliegues, entre sus deditos y las arruguitas de su piel.
  • Los baños deben ser cortos, de unos 5 minutos. Cuando sea más mayor, ya podrás ampliar el tiempo en el agua y jugar entre los dos.

Porque recuerda… la información te permite tener control sobre las situaciones y así disfrutar de sus primeros baños con seguridad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.