Consejos para que puedas ayudar a tu hijo altamente sensible

nino con miedo

Quizá alguna vez hayas pensado que la alta sensibilidad puede ser un problema en algunos momentos de la vida, pero la realidad es que el hecho que tu hijo sea altamente sensible es todo un regalo que la vida te ha hecho. En la crianza de un hijo altamente sensible hay que decidir si esta alta sensibilidad es una ventaja o si produce una gran ansiedad. Si te decides por la segunda opción puedes encontrarte grandes baches por el camino de la vida, en cambio, si te decides por la primera… te darás cuenta de toda la magia que existe a tu alrededor y que tu hijo te puede enseñar día tras día. 

A continuación no te pierdas algunos consejos para que puedas ayudar a tu hijo altamente sensible a encontrarse a sí mismo, a confiar en ti y en los demás, y sobre todo, a aprender a vivir con esta maravillosa condición.

La alta sensibilidad hace que las personas sientan las cosas mucho más intensamente que la mayoría de la población. La alta sensibilidad es un rasgo biológico, no es una elección. No puedes asumir que tu hijo es igual que los demás, o que lo que en los demás funciona funcionará también con tus hijos. No puedes controlar en cómo tu hijo siente. No puede decidir cuándo tu hijo dejará de sentir o que esos sentimientos no le repercutan intensamente.

Es necesario no suprimir lo que la vida hace de los demás, porque se corre el riesgo de perder la magia que la vida regala con esta condición. No es malo sentir, todo lo contrario. Hay que reconocer estos sentimientos para poder entenderlos. Ayuda a tu hijo/a con esto, pero, ¿cómo?

Consejos para ayudar a tu hijo altamente sensible

Acepta a tu hijo

Reconoce todo lo que te gusta de su temperamento sensible, de su creatividad, de su empatía, de su curiosidad y de su gran capacidad de reflexión. Al mismo tiempo, deberás aceptar todas las cualidades que piensas que no son adecuadas… Pero que son parte de tu hijo/a y por eso, debes aceptarlas. Si no le gusta el fútbol, si no quiere tener muchos amigos… Es su elección y deberás respetarlo. Cuando le aceptes tal y cómo es, entonces podrás empezar a fijarte en todas las alegrías que te dará y en cómo su vida también es muy rica, aunque no sea cómo te imaginabas.

nino con miedo

Respeta su sensibilidad

Respeta su sensibilidad y también respeta a tu hijo/a. Tu respeto le hará sentirse comprendido por ti y también, querido cómo se merece. Tu hijo sentirá de forma diferente a cómo tu lo haces, o de forma diferente a cómo lo hacen otras personas… Pero esto no le hace diferente a los demás, ni especial. Simplemente le hace ser él mismo. Respeta esta sensibilidad y respeta cómo se siente a cada momento.

Busca información sobre la alta sensibilidad

Si no sabes en qué consiste la alta sensibilidad, es momento de que busques información al respecto. Es necesario que entiendas bien en qué consiste esta condición para que de este modo, puedas ayudar a tu hijo/a en todo lo que puedas.

desnudez familia

Ayúdale a entender sus emociones

Sobre todo en los niños pequeños puede ser complicado entender algunas emociones, sobre todo las que sean algo más intensas. Es importante que los padres sean conscientes de cómo nombrar a las emociones para enseñar a sus hijos a entenderlas, a ponerles nombre y sobre todo, a actuar de forma que puedan canalizar adecuadamente aquellos sentimientos que les puedan hacer sentir incómodos en algún momento determinado.

Cuidado con las etiquetas

Las etiquetas pueden ser muy peligrosas y etiquetar a un niño es hacerle creer que es de una forma u otra. Una etiqueta pueda hacer creer a un pequeño que es tímido, que no sabe relacionarse o que no es capaz. Si tu hijo es altamente sensible por supuesto que puedes decirlo para que lo sepa, pero realza todas las partes positivas que tiene esta capacidad. Evita hablar con connotaciones negativas porque podrías hacer que su personalidad se viera gravemente afectada. Tu hijo necesita tu comprensión y apoyo incondicional y no ninguna etiqueta negativa.

felicidad infantil

Defiende a tu hijo

Tu hijo aprenderá con el tiempo a defenderse a sí mismo y también sabrá cómo afirmarse como una persona de éxito. Pero hasta entonces, habrán momentos en los que sea necesario que le enseñes a defenderse, que le enseñes las habilidades sociales necesarias para poder interactuar con el mundo. Quizá tu hijo no quiera jugar con los demás niños en una fiesta de cumpleaños, y eso no pasa nada. Quizá le apetezca abrazar a su abuelo porque le quiere y esto no tiene que ser malinterpretado.

Es importante que si alguien no entiende la actitud de tu hijo en ciertos momentos, se lo expliques para evitar malentendidos. Si das la cara por tu hijo en ciertos momentos, se sentirá apoyado y comprendido. Además, tu hijo, gracias a tu ejemplo, aprenderá a ser asertivo con los demás para poder afirmarse como una persona íntegra.

Adapta la educación

No esperes que tu hijo responda de un modo u otro ante una disciplina autoritaria.  Los niños altamente sensibles son perfeccionistas por naturaleza y por tanto, son duros con ellos mismos. El exceso de crítica podría convertirse en un gran problema para ellos, hasta tal punto que pueden evitar hacer cualquier cosa por miedo a cometer algún error. Por esto, con los niños que son altamente sensibles es necesario evitar una disciplina autoritaria o crítica negativamente (aunque esto es necesario evitarlo para cualquier niño o niña).

felicidad infantil

Las correcciones deben ser suaves, teniendo asertividad, comunicando con  empatía y sobre todo, pudiendo darle la oportunidad de calmarse antes de hablar sobre algo en concreto.

Tu hijo/a te necesita a su lado, necesita saber que eres la persona que realmente le entiende y le comprende, que no es ‘diferente’, que simplemente es él mismo. Es un rasgo que le caracteriza como persona, que le hace único e irrepetible, pero eso no significa que le haga diferente a los demás. Cada uno es como es, con su propia idiosincrasia.

 

 

 


Categorías

Varios

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *