Consejos para recuperar el sueño tras ser madre

sueño madre

Uno de los cambios que notarás enseguida tras la llegada de tu bebé serán los cambios en el sueño. Los horarios del bebé hacen que sea imposible dormir tus ocho horas seguidas como antes y el cuerpo lo nota. Os contamos unos consejos para recuperar el sueño tras ser madre.

Adiós sueño reparador

Lo anuncian todas las madres de forma lapidaria cuando ven a una embarazada “aprovecha ahora para dormir, que después ya no podrás”. Y tienen razón, una vez que el bebé llega cambiará tu vida, y uno de esos cambios que más se notan y del que más se quejan los padres recientes es del sueño.

Dirás adiós a ese sueño reparador de ocho horas seguidas. Los recién nacidos pueden dormir hasta 18 horas al día pero no serán seguidas, y hay que aprovechar ese tiempo para hacer más cosas pendientes. Un bebé come a demanda así que hay que levantarse por la noche varias veces para darle de comer, cambiarle y calmar su llanto. Además de todo lo que acarrea tener un bebé: la colada se multiplica, las montañas de ropa crecen por momentos y la casa ya no está tan limpia como antes. Es normal, es un momento de cambio muy importante en la vida al que hay que adaptarse.

¿Hay algún cambio más que afecte este cambio en el sueño?

Pues sí, además de las demandas del bebé, hay una serie de cambios hormonales y fisiológicos en la mujer durante y tras el parto que producen hipervigilancia, ansiedad o incluso depresión, afectando al sueño.

Además al alterarse los ciclos de sueño es normal tener somnolencia durante el día. Es normal sentirse más cansada al no poder descansar bien. Pero tampoco te asustes por los comentarios de otras madres, los recién nacidos requieren mucha atención, pero luego depende de cada niño sus hábitos de sueño. Hay niños que pronto duermen toda la noche seguida y otros que tardan más tiempo. Te dejamos unos consejos para recuperar el sueño tras ser madre.

sueño tras ser madre

¿Qué consejos puedo seguir para recuperar el sueño tras ser madre?

  • Lo principal es que la responsabilidad del bebé no recaiga solo en ti. La falta de sueño y las exigentes demandas del bebé pueden llevarte al cansancio extremo. Lo adecuado es dividir las exigencias tanto del bebé como de la casa para que el peso quede más repartido.
  • Crea una buena rutina de sueño tanto para ti como para el bebé. Aprovecha cuando el bebé duerme para poder echarte siestas cortas para tener un sueño reparador, preferiblemente ante de las cinco de la tarde para no desvelarte a la noche. Evita las comidas copiosas, los estimulantes, y el ejercicio cerca de la hora de dormir. Hacer alguna actividad física durante el día puede ayudarte a dormir mejor.
  • Escucha las señales de tu cuerpo. Si tienes signos de cansancio y el bebé está durmiendo lo mejor es que te acuestes. Si te poner a recoger la casa seguramente te espabiles y no descanses. Es vital escuchar a nuestro cuerpo para no llevarlo al extremo.
  • Procura dormir siempre en la cama y no en el sofá. Puede resultar tentador y práctico, pero no se descansa igual que en la cama. Tienes que aprovechar el tiempo posible con la mejor calidad de sueño, así que a dormir a la cama aunque sea de día.
  • Si es necesario pide ayuda a tu familia. Los primeros días son muy extenuantes. Todavía no te has recuperado del parto y tienes a una criatura que requiere toda tu atención. No debes descuidarte, debes estar en pleno rendimiento para cuidar a tu bebé de la mejor forma.
  • Tómate momentos de relax durante el día. Aunque solo sean 5 minutos, tu mente y tu cuerpo necesitan también desconectar. Haz algo que te relaje como un baño caliente, unos minutos de meditación o leer un libro.

Porque recuerda… es necesario que te cuiden para poder cuidar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.