Consejos prácticos para padres novatos

Nadie dijo que fuera fácil ser padres. No hay un manual de instrucciones y ya con el bebé en casa surgen miles de dudas. La gente que te rodea con su mejor intención te dice cómo debes hacer las cosas. Unos que le dejes llorar, que no pasa nada. Otros que ni hablar, que nunca hay que dejarlos llorar bajo ningún concepto.

¿Lo estaré haciendo bien? ¿Quién tendrá razón? ¿Qué es lo mejor para el niño? Con tantos consejos bienintencionados pero contradictorios nos podemos volver un poco locos. El miedo y las dudas rodean a los padres novatos sobre cómo cuidar a tu bebé. Por eso os dejamos unos consejos prácticos para padres novatos, que esperamos que resuelvan vuestras dudas.

Cambiar pañales

¡Con un bebé en casa los pañales no deben faltar¡ Necesitan una media de 10 pañales diarios. Elijas el modelo que elijas debes tener en cuenta estos consejos:

  • Ten todo lo que necesites a mano cuando vayas a cambiarle el pañal, de manera que no tengas que dejar solo al bebé sin vigilancia ni un segundo.
  • Cámbiaselo lo antes posible.
  • Deja que el bebé esté un ratito del día sin pañal para que tu piel se ventile.

¡Al agua patos¡

El baño puede ser el mejor momento del día o el peor. Muchos padres se sienten torpes en los primeros baños, como si le faltaran manos. Afortunadamente en el mercado existen bañeras adaptadas a los bebés para que no se escurran y puedas disfrutar con ellos de su baño.

A diferencia de lo que se creía antes de que había que bañar a los niños todos los días, los niños durante su primer año es suficiente con bañarles 2 o 3 veces a la semana. Bañarles más podría causarles sequedad en la piel. Eso sí, jamás dejes solo al bebé mientras se esté bañando.

¿Pecho o biberón?

Unas veces es por decisión, y otras por imposición. No todas las madres pueden dar el pecho a sus hijos a pesar de las bondades que tiene esta opción. Lo importante es alimentarte a demanda (cuando el bebé así lo requiera). Para evitar los gases, no olvides hacer que eructen durante las tomas.

Dulces sueños

Los bebés recién nacidos no suelen dormir mucho tiempo seguido. Esto es porque su estómago es demasiado pequeño y necesitan comer cada poco tiempo. Si se despierta muchas veces por la noche no te asustes, es algo normal. Según vaya creciendo podrá estar más tiempo sin comer y su sueño se alargará.

¿En qué posición es mejor dormirles?

Hubo muchas modas con respecto a cómo es la mejor manera de poner a dormir a un bebé para evitar el síndrome de muerte súbita del lactante. Hace unos años se decía que era mejor dormirles de lado. Hoy en día se recomienda dormir a los niños boca arriba con la cabeza inclinada hacia un lado. Se debe cambiar el lado para evitar que su cabeza, todavía sin terminar de desarrollar, se ponga plana en una zona.

Hazle caso a tu bebé

Escucharás miles de consejos sobre lo que opinan uno y otros sobre diferentes aspectos: alimentación, dormir, cogerle en brazos… El que mejor sabe lo que necesita es tu bebé. Lo que ha funcionado para un niño no significa que funcione para todos. A esas personas quizás les ha funcionado un truco o una forma de llevar las cosas pero no tiene porque ser la ley.

Según tú y tu bebé os vayáis conociendo sabrás lo que necesita en cada momento y que cosas le van bien y que cosas no.

Pide ayuda si la necesitas

Los padres se pueden sentir muy abrigados hasta que abandonan el hospital, pero una vez en casa la cosa cambia. No dudes en acudir a tu matrona si tienes dudas sobre la lactancia, como cambiarle o como hacer que duerma.

También puedes recurrir a tu familia, pareja o niñera para que te haga más llevadero los primeros meses de adaptación con el bebé. Es una etapa de muchos cambios y toda ayuda es poca. No te sientas mal por aceptarla.

Por que recuerda… aconsejar es fácil, lo difícil es recibirlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.