Consejos de supervivencia para madres con niños de Alta Demanda

Quizá te dijeron que la maternidad era fácil, que todos los bebés y los niños tienen las mismas necesidades. Pero anda más lejos de la realidad, cada niño es un mundo y sus necesidades son muy diferentes. Incluso, si tienes 3 hijos, cada hijo puede tener necesidades totalmente diferentes unos de otros.

Es complicado que quieras tener otro bebé cuando el cansancio puede contigo, cuando ya no sabes las veces que te levantas por las noches ni las horas que duermes, cuando en el trabajo te llaman la atención porque tu concentración y energía está bajo mínimos.

Es necesario entender que tu hijo tiene unas necesidades que quizá otros no las tengan, pero lo que importa es que conozcas bien a tus pequeños para saber cómo satisfaces sus necesidades. Si crees que estás demasiado cansado/a para pensar, entonces no te pierdas los siguientes consejos de supervivencia cuando descubres que tu hijo/a es de alta demanda.

Piensa en ti

Parece difícil o imposible, porque los días se quedan cortos y te quitas horas de lo poco que duermes para poder llegar a una parte de todas tus responsabilidades. Pero si te organizas bien se puede, puedes sacar al día aunque sean tan solo 20 minutos y pensar en ti y en cómo quieres emplear ese tiempo. Puedes hacer ejercicios en casa, salir a caminar, ver las redes sociales, estar con tu pareja, hablar por teléfono… lo que quieras. Pero que sea tu tiempo.

Esto te permitirá cargar tus pilas y tu energía y que la vida la veas de un color mucho más agradable. Como madre, necesitas ser madre, ¡por supuesto! Pero también necesitas ser mujer. Es posible que pienses que tu bebé te necesita tanto que no tienes tiempo ni de ducharte tranquila. Es normal y natural anteponer las necesidades del bebé a las tuyas, pero no puedes criar a un bebé saludablemente si estás constantemente agotada.

La próxima vez que estés en un avión, observa cómo la azafata demuestra el uso adecuado de la mascarilla de oxígeno (y de paso, piensa en lo acertado que es): ‘Póngase la máscara de oxígeno antes de ponérsela a su hijo’ . Si estás ahogándote no podrás ayudar a tu hijo.

Necesitarás tener una evaluación realista de lo que necesitas para satisfacer las necesidades de tu bebé, pero también las tuyas.

Ten una actitud positiva

Es posible que tus sentimientos como tus pensamientos pueden ser bastante negativos en cuanto a tener un hijo de alta demanda: ‘no duerme’, ‘no se sienta’, ‘no para quiero’, ‘es impredecible’, ‘es muy terco’, ‘parece que no me escucha’, ‘no puedo más’, y una larga lista de pensamientos que te hacen sentir frustrada una y otra vez.

La recompensa en la crianza de un hijo de alta demanda es que debajo de cada aspecto ‘negativo’, siempre se encontrará otro positivo. Cuando empieces a dejar a un lado esa mala hierba que no te deja ver las flores, podrás darte cuenta de que tu hijo es todo un jardín lleno de colores y estupendas fragancias.

Todos los niños de alta demanda tienen en su carácter algunos rasgos que les hace ser sobresalientes y positivos en algunos aspectos de su vida. Solo tendrás que encontrarlos y nutrirlos, porque en el futuro, será muy beneficioso para él. El truco está en encontrarlos. Es fácil dejar que solo se vean los negativos y que encima, camuflen todos los positivos. Tendrás que recoger muchas malas hierbas para ver cómo florecen las flores.

Para conseguirlo, deberás concentrarte en lo que te gusta de tu hijo: ‘Me encanta verle jugar a la pelota’, ‘Come muy bien’, ‘Es un niño muy cariñoso’. Piensa en lo feliz que te hace tu hijo y que su personalidad es única, y su propia idiosincrasia le hace tan especial. Es posible que hayas perdido mucho tiempo y energía preguntándote qué problema tenía tu hijo y qué estaba haciendo mal (porque quizá muchas personas con hijos que no son de alta demanda te hicieron sentir). Una vez que empieces a ver las cualidades únicas y positivas que tiene tu hijo en lugar de todo lo contrario, la maternidad con un hijo de alta demanda, será mucho más fácil. Y tu hogar no será tan estresante.

Trabaja en tu paciencia

Las personalidades no cambian en un día. Puede tomar meses de trabajo diario en la conducta de tu hijo para notar el progreso. Es necesario aprovechar las pequeñas oportunidades de los conflictos diarios para que puedas trabajar con tu hijo el comportamiento correcto. Los niños no nacen aprendidos, ni tampoco se portan mal para hacerte rabiar. No saben cómo deben comportarse bien y entonces ellos hacen las cosas de manera impulsiva, por eso, tu guía, tus normas y límites junto con tu amor, le ayudará a ver el camino.

Tu hijo de alta demanda lo que más necesita de ti es sin duda, tu comprensión y empatía. Si por ejemplo tu hijo está llorando y no puedes hacer nada para calmar su llanto desconsolado, al menos, mientras le dure el llanto, debe saber que tú estás a su lado para apoyarle y consolarle. Así, una vez que encuentre la calma, podrá junto a ti encontrar soluciones a su malestar y de este modo, la próxima vez sabrá cómo actuar para sentirse bien.

Comparte el trabajo

No tienes super poderes ni tampoco puedes con todo, así que si te sientes cansado/a, deberás pensar en compartir el trabajo con tu pareja, una canguro o con alguien que te pueda echar una mano. Es necesario que la crianza sea cosa de los dos progenitores, porque además, si es posible, el niño necesita la seguridad de saber que sus padres están a su lado en todo momento.

Comparte el trabajo, las penas y también la alegría. Los padres involucrados siempre será un ganar-ganar para la familia. Obtienes la ayuda que tanto necesitas y tu pareja también se involucra en la vida de su hijo. Ambos debéis desarrollar técnicas creativas de paternidad, así tu hijo sabrá que los dos sois una parte imprescindible en sin vida.


Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

2 comentarios

  1.   Chupeteros dijo

    Fantásticos consejos =) Ahora que por fin ha llegado el pequeño y ya está en casa, toda la información me parece poca ^^ ¿Es normal? Hahaha, supongo que es lo más natural del mundo sentir estas inseguridades pero, por otro lado, me invaden unas enormes ganas de aprender.

    ¡Muchas gracias por vuestro blog y por todos los tips que nos regaláis!

  2. Muchas gracias por todos estos consejos me han servido mucho . Vuestro blog esta genial y ayuda mucho. Gracias por vuestro trabajo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.