¿Conoces los consejos para evitar toxoplasmosis durante el embarazo?

Toxoplasmosis3

Si estás embarazada o lo has estado, sabrás que en los análisis de sangre trimestrales, la matrona solicita un test de determinación de anticuerpos de toxoplasma, a fin de averiguar si has pasado anteriormente la infección ocasionada por el parásito toxoplasma gondii. ¿Por qué se realiza esta práctica de rutina?

Si has estado expuesta en algún momento de tu vida no existe ningún riesgo, pero si no, deberás seguir unos consejos para evitar el contagio durante la gestación. Esto es para evitar las consecuencias que podría tener una transmisión vertical (de madre a feto). La toxoplasmosis congénita se puede saldar con trastornos motrices en el niño, daños en el cerebro, aborto espontáneo, retraso mental, ceguera, y hasta la muerte neonatal. De hecho, este tema es tan serio, que si contraes toxoplasmosis y estás planeando un embarazo, se recomienda esperar como mínimo seis meses.

Te contaré cuáles son las vías de transmisión del parásito (es microscópico) y te daré toda la información que necesites; pero recuerda consultar todas tus dudas y exponer tus preocupaciones al respecto. El mejor lugar para hacerlo es la consulta de la matrona, quien no dudará en aclararte cuantas cuestiones plantees.

En personas sanas (niños o adultos) contraer la toxoplasmosis, no dará más problemas que una inflamación de los ganglios linfáticos del cuello (indolora), o síntomas como fiebre, cansancio, dolores de cabeza (como si fuera una gripe), incluso sarpullido. Sin embargo el problema se agrava muchísimo cuando se trata de mujeres embarazadas o personas inmunodeprimidas.

Transmisión de la toxoplasmosis.

Es una infección que se contagia siempre por vía oral, al llegar los microorganismos al sistema digestivo. Algunos expertos creen que la mitad de las infecciones son producidas por el consumo de carne cruda o poco hecha, aunque seguro que has oído hablar de las heces de un gato infectado como fuente de contagio. También es posible que el parásito llegue a tu cuerpo por tomar agua, verduras o frutas contaminadas, tocar tierra que tenga ooquistes (los microorganismos de los que te he hablado),. ¡Mucho cuidado con los utensilios que cortan carne cruda! puede que cocines bien el alimento, pero no laves convenientemente cuchillos, tijeras, etc. y destines estos a otros usos posteriormente, en este caso el riesgo persiste.

La única forma de transmisión entre personas es durante el embarazo o al recibir una transfusión de sangre; algunas fuentes hablan de la posibilidad (poco frecuente) de adquirir la enfermedad tras un trasplante de órganos procedentes de una persona enferma.

Toxoplasmosis

Los gastos y las embarazadas

La primera noche que pasé con mi hijo mayor recién nacido en el hospital, mi pareja fue a casa a cambiarse de ropa y mientras lo hacía vió un fragmento de un documental que hablaba de la cantidad de gatos abandonados al quedarse la dueña embarazada y descubrir que no tenía anticuerpos de toxoplasmosis. ¡No es necesario que saques al gato de casa! Eso sí, harás bien en seguir estos consejos.

  • Evita cambiar tú la arena de los excrementos; y si no te queda más remedio hazlo usando guantes, y lávate las manos minuciosamente después.
  • Cocina bien la carne que vayas a comer: el centro no puede estar rojo y el jugo que desprende será claro. ¡No comas carnes semicrudas
  • Lava bien cuchillos, tenedores, tablas de cortar, banco de cocina, etc. expuestos a la carne cruda antes de haber sido cocinadas.
  • Si te gusta la jardinería y tienes plantas, usa guantes y lávate las manos después de tocar tierra.
  • Si tienes otros niños y los llevas al parque con arena, lava tus manos cuidadosamente en cuanto llegues a casa, o antes si puedes.

Como has podido comprobar, las recomendaciones incluyen también otras situaciones potencialmente de riesgo, y no solo el contacto con gatos. En cualquier caso, no tienen sentido si en los análisis que te ha realizado la matrona se descubre que tú ya has pasado la infección, pero la higiene siempre es necesaria.

Toxoplasmosis2

¿Por qué los gatos?

Estos animales adorables son el ‘albergue’ preferido para el toxoplasma gondii, pero no todos los gatos se han infectado en algún momento de su vida. Yo he convivido con gatos durante muchos años, y en mi segundo embarazo seguía sin tener anticuerpos, puede que ninguno de ellos hubiera estado en contacto con el parásito o que mi afición a lavarme las manos haya evitado esta infección. Piensa que cuando hablamos de vía oral también pensamos en el acto de llevarse las manos contaminadas a la boca.

Es mejor extremar las precauciones, aún cuando un gato que no salga a la calle y se alimente con pienso, tenga pocas probabilidades de adquirir el parásito. Algunas fuentes incluyen como recomendación no quedarse con gatitos nuevos durante el embarazo, y lavarse las manos después de jugar con uno de estos felinos.

Según los CDC (Estados Unidos) un 15 por ciento de las mujeres en edad fértil son inmunes, así que son muchas las que podrían contagiarse. La mejor medida es la prevención, pero si en los análisis de sangre del segundo o tercer trimestre se advierten alteraciones, o si las ecografías advierten de anomalías, los médicos estudian cada caso en particular.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

2 comentarios

  1. Por si os puede ayudar: https://veterinariotrespuntocero.wordpress.com/2016/05/17/embarazo-gatos-y-toxoplasmosis/

    1.    Macarena dijo

      Muchas gracias por compartir tu post con nosotras, lo leeremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *