La AEPED recomienda practicar el contacto piel con piel en las cesáreas

Piel con piel en quirófano

La Asociación Española de Pediatría ha publicado un documento sobre el contacto piel con piel en las cesáreas, centrado concretamente en los aspectos prácticos para su puesta en marcha.

La evidencia científica demuestra los múltiples beneficios de no separar a la madre del bebé tras el nacimiento: regula la frecuencia cardíaca, respiración y temperatura del recién nacido, reduce el estrés, favorece el vínculo afectivo y la lactancia materna, reduce la incidencia de la depresión post- parto… de hecho, todo son beneficios, el contacto piel con piel no tiene contraindicaciones.

Y si practicarlo tiene beneficios, no hacerlo tiene consecuencias negativas: bajada de temperatura, aumento del estrés en el recién nacido y en la madre, dificultad para establecer la lactancia y el vínculo afectivo, mayor riesgo de infecciones para el bebé… Siempre que el estado de salud de madre y bebé lo permita, debería practicarse el contacto piel con piel. El Ministerio de Sanidad lo recomienda en la Guía Práctica Clínica sobre la atención del parto normal y de la lactancia materna.

Durmiendo piel con piel

Pese a todas estas evidencias no todas las madres y bebés pueden beneficiarse de este contacto precoz. Desafortunadamente existen infinidad de hospitales donde no permite el método piel con piel tras el nacimiento.

Si una mujer va a dar a luz en un hospital donde no se practica de forma rutinaria el contacto piel con piel en las cesáreas, tiene derecho a solicitar por escrito su deseo expreso de sí hacerlo. La respuesta que da el hospital suele ser negativa y puede justificarse aludiendo que las instalaciones no lo permiten.

Piel con piel

El documento publicado por la AEPED expone que es imprescindible tomar las medidas necesarias para poner en marcha estrategias que permitan poner en marcha el contacto piel con piel tras las cesáreas. El nacimiento es un momento único en la vida del bebé, la madre y el padre y siempre que el estado de salud lo permita, se deben minimizar los efectos de la cirugía intentado que el puerperio inmediato sea lo más parecido al de un parto vaginal.

Para ello, crear comités multidisciplinares integrados por todos los profesionales que estén en contacto con la madre que se somete a la cesárea: matronas, enfermeras de quirófano, enfermeras pediátricas, de reanimación, anestesiólogos, obstetras, pediatras… para unificar criterios y elaborar protocolos de actuación.

Esperemos que este documento sirva para que cada vez más hospitales actuen conforme a la evidencia científica y promuevan el contacto piel con piel en todos los nacimientos.


Categorías

Embarazo

Rosana Gadea

Soy curiosa, inquieta e inconformista, lo que hace que me cuestione casi continuamente el mundo que nos rodea, en especial, lo relacionado con la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *