Contouring vaginal. ¿Adquiere tintes preocupantes el culto a la estética?

Contouring vaginal

Puede que no nos demos cuenta, pero atravesamos una época de esclavitud estética: las mujeres jóvenes se retocan, las maduras quieren aparentar jóvenes… Se tapan canas, se aumenta el volumen de los senos, oímos a diario hablar sobre algún tipo de intervención orientada a cambiar nuestros cuerpos imperfectos (¿lo son?).

¿O quizás no?, ¿eres de las que piensas que debes lucir impecable para ser aceptada? ¿te preocupa una pequeña imperfección en la piel? ¿no soportas las arrugas? Puede incluso que creas que es cosa de los tiempos que vivimos. Vale, puede que llegue a convertirse en norma, pero ¿es natural? A mi lo que me preocupa (y quizás sea una exagerada) es que engullidos por nuestras propias inseguridades nos modelemos para parecernos a un ideal y nos olvidemos de que la riqueza se corresponde con la diversidad. Sigue leyendo y entenderás (o no) mis divagaciones:

Va de una tendencia basada en modificar el aspecto de la vagina, mediante una forma ‘no’ invasiva: el vontouring, de contouring (en el rostro) + vagina. Y entrecomillo el ‘no’, porque si bien es cierto que no precisa cirugía, no he explorado comentarios acerca de posibles efectos secundarios adversos -quizás no los haya- en esta estimulación de colágeno provocada por ultrasonidos. Además, ¡qué iba yo a saber sobre posibles consecuencias! Eso sí, mientras las mujeres que se hacen vontouring (algunas muy jóvenes) aseguran que salvo un poco de calor, no sienten ninguna molestia durante o después del procedimiento; algunos profesionales sanitarios recomiendan prudencia.

Por cierto la FDA regula los dispositivos para su realización en Estados Unidos, pero no la práctica clínica

Se busca conseguir unos labios vaginales firmes, carnosos y de menos tamaño mediante procedimientos externos; pero dos de esas cualidades están presentes según la edad, e incluso cuando se ha parido, dada la elasticidad de la zona. Se dice que algunas estrellas del cine (y probablemente de la canción) ya se han apuntado al vontouring. También se comenta que sus orígenes (o parte) podrían estar en el porno, ¿será verdad?

En cualquier caso las motivaciones no solo están relacionadas con la estética, sino – al parecer – con el desempeño sexual

Y dicho esto, declaro que solo modificaría mi cuerpo por cuestiones de salud, que recibo con los brazos abiertos el paso del tiempo, y que soy más bella (si cabe) en el interior. Y esto que parece una cursilada no lo es porque me limito a expresar en voz alta no sólo mis pensamientos, sino también los de otras mujeres. En el tema que nos ocupa, no veo tan mal mis labios mayores o menores, definitivamente paso del vontouring.

Imagen — Juegos de duendes


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *