Contracciones de Braxton hicks: cuándo preocuparse

contracciones-de-braxton-hicks

Las contracciones de Braxton Hicks son frecuentes en el embarazo. Suceden a partir del cuarto o quinto mes de gestación y son un tipo de contracciones esporádicas que se producen porque el útero comienza a prepararse para lo que luego será el parto. Sin embargo, estas contracciones pueden significar también una preocupación para muchas mujeres gestantes. En especial las madres primerizas. Ahora bien, ¿hay verdadero riesgo? ¿Cuándo hay que preocuparse por las contracciones de Braxton Hicks?

Quienes nunca han experimentado este tipo de contracciones sienten preocupación cuando el vientre se tensa y es común que acudan al médico porque sienten que darán a luz antes de tiempo. Nada de esto es real, en la mayor parte de los casos las contracciones de Braxton Hicks son incómodas pero no dolorosas y no son síntoma de que el parto se está desencadenando. que no presentan dolor, aunque son bastante incómodas.

Características de las contracciones de Braxton Hicks

Como mencionábamos más arriba, las contracciones de Braxton Hicks están presentes en el embarazo y son un síntoma muy común a partir del segundo trimestre. Se trata de una tensión que aparece en el abdomen de forma puntual aunque no son señal de que el parto es inminente. Por el contrario, se trata de contracciones que sirven para preparar al útero para el momento del parto. Son necesarias para ablandar y tonificar el cuello uterino, facilitando el flujo de sangre a la placenta.

contracciones-de-braxton-hicks

contracciones-de-braxton-hicks

Por eso es que cuando se trata de contracciones de Braxton Hicks no hay que preocuparse pues son un síntoma saludable de embarazo. Puedes notar que el vientre se tensa y que las contracciones son cortas e irregulares, también puede haber dolor en diferentes zonas en torno al abdomen. Pueden aparecer a partir de la semana 20 del embarazo, aumentando su frecuencia e intensidad a medida que se acerca la fecha probable de parto. Si bien lso primeros registros ocurren en el segundo trimestre es en el tercer trimestre cuando más se sienten. Hasta la semana 37 las contracciones de Braxton Hicks están muy presentes. A diferencia de las contracciones de parto, estas son irregulares.

Para saber de si se trata de contracciones de Braxton Hicks o son contracciones reales, es posible tener en cuenta los síntomas típicos de estas contracciones:

  • Dolor ligero en la zona de la ingle o en la zona inferior del abdomen.
  • Contracciones cortas y no van en aumento.
  • Contracciones con mucha frecuencia, es decir, no suceden de forma seguida.
  • Las contracciones no son más fuertes ni tampoco más dolorosas.
  • Al cambiar de posición o reposan, la molestia o dolor leve termina parando.

Muchas embarazadas se preguntan cuándo y por qué aparecen las contracciones de Braxton Hicks. Por lo general, están muy vinculadas a varias cuestiones. Los principales motivos por los que se desencadenan las contracciones de Braxton Hicks son los siguientes:

  • Mayor actividad de la madre.
  • Tocar de forma constante el abdomen materno.
  • Una mala hidratación.
  • Mantener relaciones sexuales.
  • Vejiga materna distendida.
  • Cansancio.

El control del tiempo es una de las grandes formas de saber de qué contracciones hablamos. Las contracciones de parto son regulares mientras que las de Braxton Hicks son esporádicas.

Cuando llamar al médico

Ahora bien, no siempre es fácil saber cuando todo el procesos y los síntomas están dentro de lo esperado. Por eso es recomendable que cuando aparecen las contracciones de Braxton Hicks llevéis un registro del dolor y la frecuencia. Hay algunos síntomas que pueden servir de alerta. Si experimentas algunos de los siguientes síntomas en las contracciones de Braxton hicks hay que preocuparse o, mejor dicho, ocuparse:

  • Flujo vaginal con sangrado o pérdidas continuas durante el embarazo
  • Contracciones fuertes que cada vez son más próximas entre sí y más frecuentes
  • Contracciones tan dolorosas que no puedes caminar
  • Descenso notable del movimiento fetal

En ese momento es preciso realizar una consulta rápida con el obstetra para que evalúe el caso y defina los pasos a seguir.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.