Controla la hipertensión gestacional

hipertension

La hipertensión gestacional es común y es necesario controlarla durante el embarazo porque no hacerlo podría provocar graves problemas tanto en la mujer como en el bebé que está de camino. La hipertensión arterial en una mujer embarazada que tiene más de 20 semanas puede ser entendido como un trastorno o desorden hipertenso en el embarazo.

Normalmente esto se puede controlar sin riesgos pero no hacerlo es problemático. La hipertensión en el embarazo ocurre cuando se obtienen valores superiores a 140/90 (tensión arterial asistólica o máxima/tensión diabólica o mínima) y hay que revisar la tensión habitualmente para saber si se necesita o no medicación en caso de tener hipertensión durante el embarazo.

Existen algunas señales de alarma que te pueden alertar de que sufres hipertensión:

  • Aumento de peso brusco
  • Edema o hinchazón en las extremidades
  • Ronquidos
  • Problemas renales
  • Oliguria o disminución de la producción de orina.

Cuando una mujer tiene hipertensión durante el embarazo puede tener preeclampsia, una condición bastante peligrosa que debe ser tratada inmediatamente. La tensión arterial también puede provocar el Síndrome de HELLP o la eclampsia… ambas condiciones peligrosas.

Existen algunos factores de riesgo

  • Primer embarazo con edad superior a 35 años
  • Haber tenido hipertensión en un embarazo anterior
  • Aumento excesivo de peso (más de dos kilos al mes) durante el embarazo
  • Enfermedades previas, obesidad y/o diabetes
  • Embarazo múltiple

Cómo controlar la tensión durante el embarazo

Si tienes hipertensión durante el embarazo tu médico tendrá que medicarte en caso de ser necesario, pero además debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Reduce el estrés
  • Busca la calma constante
  • Come menos sal en tu dieta y con menos grasas
  • Sal a caminar un mínimo de 30 minutos al día
  • Practica ejercicios de relajación
  • Haz ejercicio suave de manera habitual
  • Evita los alimentos que puedan subir el colesterol
  • No tomes café ni bebidas con cafeína
  • No fumes ni permitas que nadie lo haga cerca de ti
  • Toma mucha agua
  • Acude a tu médico para tus revisiones
  • Ten un tensiómetro de buena calidad en casa para poder medir tu tensión en situaciones de reposo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.