Corregir malas posturas

Como bien sabemos el proceso de formación del esqueleto humano empieza en el periodo de la gestación y se va prolongando hasta los veinte años para el caso de los varones y para las mujeres hasta los diez y ocho. Por tanto, y dado que la niñez es una etapa de formación física, es muy importante que desde pequeño corrijamos los malos hábitos en la postura para así evitar futuros dolores de espalda y sobre todo problemas en la columna.

Los especialistas suelen recomendar que a partir de los tres años del niño, los padres deben observar las posiciones que sus niños o bebés toman durante sus actividades, como sentarse, pararse, correr, ya que de haber mala postura, a esta edad será más fácil corregirla. Esta observación debe ser constante y permanente hasta los seis años del niño, ya que pasada esa edad corregir el mal hábito será más difícil.
A pesar que un niño tenga mala postura a temprana edad y no sienta dolor alguno, esta molestia recién se dará a relucir a partir de los quince años, y tan intensa como le suele pasar a los adultos, es por eso muy importante corregir la mala postura a temprana edad. La afección más común es la escoliosis o la curvatura que llega a sucederle a la columna vertebral.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.