Cosas que a los padres nos ponen nerviosos pero que hay que superar

rabietas

Ser padres no es algo fácil pero es algo que realmente nos hace sentir bien y especiales con nuestros hijos. Criar a los hijos aunque es difícil es lo más gratificante que podemos hacer siempre y cuando la base de nuestra educación hacia ellos sea el respeto, el amor, la ternura, la comprensión y mucha paciencia. Pero hay cosas que a todos los padres nos ponen nerviosos (quienes digan que no mienten o disimulan muy bien) pero que hay que superar sin que los hijos se den cuenta de que estamos nerviosos.

Los niños necesitan límites firmes y muchas veces necesitan que les digamos que no a muchas cosas, porque necesitan aprender a comportarse y a diferenciar el bien del mal. Aunque es cierto que la flexibilidad también deberá ser nuestro pilar en la educación debes ser consciente de lo que puede ponerte nervioso en la crianza de tus hijos.

Las rabietas

Las rabietas existen y suceden a menudo en los niños de entre los 2 y los 4 años de edad. Pero debes ser consciente que las rabietas de tus hijos nada tienen que ver con tu estilo de crianza, simplemente es una forma que tu hijo necesita tener para expresar su frustración y es totalmente normal a estas edades. Las rabietas son totalmente normales y es bueno aprender algunas técnicas para ayudarte a lidiar con ellas con eficacias, pero no permitas que te estresen ni que tu hijo vea que estás nervioso. Piensa en todo momento que no durará para siempre.

Tu hijo tiene gustos diferentes a ti

Aunque es una obviedad puede ser muy impactante cuando empieces a darte cuenta de eso. Tus hijos pueden tener gustos que nada tengan que ver con los tuyos, pero no tienes que ponerte nervioso porque es algo bueno. Es mejor que no te preocupes por esto y te alegres de que tus pequeños empiecen a mostrar su personalidad.


Categorías

Consejos

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *