Cosas que las madres emprendedoras deben saber

madre trabajadora

Si eres una mujer emprendedora y además llevas tu propio negocio, es posible que te cueste un poco compatibilizar tu vida laboral (que seguramente te absorba mucho tiempo) con tu vida personal y familiar… puede ser un trabajo realmente duro. Ahora que estamos a final del año y donde las Navidades están a la vuelta de la esquina, si eres una mujer de negocios es probable que notes cómo la falta de tiempo empieza a agobiarte para cuando den a tus hijos las vacaciones de Navidad.

Pero no tienes que verlo como algo malo, debes ver este final del año como un adelanto de cómo será tu próximo año, para pensar en qué es lo que quieres hacer de manera diferente, de los cambios que harás en tu vida personal, laboral y empresarial… y conseguir tus sueños y además, tiempo de calidad con tu familia. Pero, si eres o quieres ser una de las muchas madres emprendedoras que hay en nuestro país y en el mundo, ¿qué es lo que debes saber?

Es un trabajo duro

Lo primero que debes saber ante todo es que ser madre emprendedora es un trabajo duro y que construir tu carrera no es algo que se consiga de la noche a la mañana… debes tener muy claro hacia dónde quieres enfocar todos tus esfuerzos. Es posible que alguna vez hayas leído sobre algunos empresarios que se hayan convertido en millonarios casi de un día para otro, pero esos “afortunados” no es lo normal, y a cualquier empresario que preguntes te dirá que se necesita mucho trabajo, dinero y tiempo. Hay quienes consiguen pequeñas victorias poco a poco para conseguir grandes resultados y otros que tiran la toalla antes de tiempo.

La clave está en tomar el fracaso como una curva en el camino que te permitirá aprender de él, crecer y seguir construyendo tu camino. Hay que ser realista en los comienzos para saber que aunque el camino sea difícil se pueden conseguir grandes resultados… pero claro, sin dejar de lado en ningún momento a tu familia y a ti misma.

madre trabajadora

Debes prepararte

No puedes planear para el éxito, debes planear para el fracaso… porque todos estamos preparados para el éxito. Si trabajar todo el día sin una meta en concreto, las cosas no saldrán. Debes trabajar para conseguir buenos resultados pero debes estar preparada para los imprevistos. Si eres madre quizá un día debas trabajar menos (y ganar menos) porque tu hijo se ha puesto malito y te necesita, o porque son vacaciones en el colegio y no puedes contratar canguros… debes ser flexible en el trabajo y así conseguirás buenos resultados. No pierdas tus mentas personales ni laborales… pero no dejes que se entremezclen.

Necesitarás tiempo para organizarte

Necesitarás tiempo para tu familia, para ti y también para organizar el día, la semana e incluso el mes. La organización es clave para que puedas dividir las horas del día y así puedas llegar a todo sin agobiarte más de la cuenta. Deberás fijarte metas y plazos realistas, sabiendo hasta dónde puedes llegar en tu vida laboral sin descuidar tu vida personal y familiar.

mama trabajo casa

Sé sincera contigo misma ante las oportunidades

Es imprescindible que seas sincera contigo misma y que no sacrifiques las cosas sólo porque creas que debas hacerlo. No pierdas de vista tus objetivos, pero tampoco descuides a tu familia. Así, si tienes oportunidades delante de ti para tomar, deberás ser prudente y pensar en cómo esa oportunidad puede afectar a tu familia, a tu tiempo o a tus recursos. Pero claro, si es una oportunidad que te dará un impulso económico que necesita para poder alcanzar tus metas o para llegar a final de mes, entonces quizá esa oportunidad sea una buena idea. Deberás coger papel y bolígrafo para poder apuntar todos los pros y contras para tomar la mejor decisión ante esa oportunidad.

Aprovecha el comienzo del año

Ahora cuando comiences el año, puedes poner las cosas que quieres conseguir y cambiar en un papel y escribir tus metas y cómo quieres alcanzarlos. Deberás dar prioridad a los objetivos con el fin de ser realista y además, buscar las maneras de poder alcanzarlos. Puedes hacer la lista teniendo en cuenta la prioridad de cada uno, y así poder buscar los recursos necesarios dependiendo de su importancia.

Sé una persona íntegra

Es importante, necesario y vital que respetes a tus clientes, a tu personal en el caso que lo tengas, a la competencia y a cualquier persona que tengas a tu alrededor. No seas desagradable, porque eso no te llevará a ninguna parte. Las personas que te rodean necesitarán una parte de ti y tú de ellos. Además, si eres respetuosa con todas las personas que tienes a tu alrededor, tus hijos lo podrán ver y aprender de ti. Es mucho mejor eso que ser una mujer emprendedora sin escrúpulos en los negocios.

Mantener una buena comunicación con las personas, la mente abierta, estar informada y atenta a lo que ocurre, es necesario para poder hacer un buen camino en tu desarrollo personal y laboral.

madre trabajadora

Disfruta de lo que haces

Si disfrutas de lo que haces no volverás a sentir que estás trabajando nunca más. Es cierto que las personas emprendedoras de nuestro país debemos saltar muchos baches (sobre todo económicos por todos los impuestos que debemos pagar mensual y trimestralmente), pero aparte de eso, la satisfacción personal puede ser realmente grande si disfrutas cada día de lo que haces. Si te gusta tu trabajo y tu negocio, podrás trabajar duro por conseguir que funcione sin que eso repercuta en tu salud emocional, física ni tampoco a tu vida familiar.

No descuides tu vida familiar ni personal

Aunque resulta obvio, es necesario recordarlo. Es necesario que busques tiempo (y que lo busques de forma prioritaria a otras cosas) para pasar tiempo en familia y también para que busques tiempo para ti misma. Es importante que pases tiempo con tus hijos, que hagáis actividades en familia, que cumplas con las tradiciones familiares que te gustan, que puedas pasear por el parque sola o con tu familia, que te rías con ellos cada tarde, que comáis juntos, que os abracéis… Para ser una buena madre emprendedora necesitarás estar bien emocionalmente y para eso deberás tener muy cerca a los tuyos.

 


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *