Cosas que sólo las madres podemos entender

cosas que sólo las madres entienden

La maternidad no sólo consiste en ser mejor o peor madre, es una carrera que dura para toda la vida y que siempre se pueden aprender nuevas cosas. Las madres somos las únicas personas que podremos entender algunas cosas, ¡porque sólo nosotras sabemos comprenderlo! Estoy segura que sabrás de lo que hablo con lo que te diré a continuación.

Nunca hay suficiente dinero

Nunca podremos ahorrar lo suficiente en el mes y es que aunque no vayamos justas, siempre faltará dinero porque siempre querremos ahorrar un poquito más. Pero este ahorro siempre es pensando en nuestros hijos, eso de ahorrar para unas botas caras ha quedado en el olvido.

Tu bolso es multifuncional

Ahora te fijas en los bolsos con muchos bolsillos y que sean amplios, ¡porque es lo que necesitas! Tu bolso se transforma casi sin darte cuenta en un kit de bebés portátil. ¡Al menos tendrás caramelos siempre que los necesites!

Tú eres la “solucionadora de problemas”

Nada está arreglado del todo hasta que no aparece mamá con su opinión y con sus habilidades superiores. ¡Sabes que tengo razón!

Tus oídos se agudizaron desde que nació tu hijo

Como si de un súperpoder se tratara, desde que nació tu primer hijo parece que el sentido del oído se ha agudizado. Ahora puedes ver y escuchar cualquier cosa desde cualquier lugar. No te preocupes, sólo es que te has convertido en una “súper mamá”.

La falta de sueño es un estilo de vida

Dormir se ha vuelto bastante complicado. Parece que dormir 7 horas es misión imposible, y eso de dormir 8… ciencia ficción.

El confort es más importante

¿Dónde quedaron esos tacones de vértigo que tanto te gustaban? Olvidados en el zapatero, porque cuando tienes que salir corriendo detrás de tu hijo… lo último que necesitas es doblarte el tobillo. ¡Zapatos cómodos y con poco tacón por favor!

Un momento de respiro es como todo un día de fiesta

Seguro que sabes a lo que me refiero… ¡incluso ir a comprar leche en solitario es uno de los mejores paseos!

Y por supuesto… serías capaz de hacer cualquier cosa por tus hijos, porque son el motor de tu vida.


Un comentario

  1.   Sara dijo

    Leyendo sobre lo del confort es lo mas importante, me he acordado que mi hijo ya tiene 26 años cumplidos, sin embargo hace unos meses tuve que correr detrás de él. A pesar de llevar zapatos de tacón y él chándal y zapatillas, y estar de mí a 20 metros, fui mucho mas veloz y en un plis plas le alcancé. Me desobedeció en sus tareas de casa y ya fue la gota que colma el vaso que sale de casa a hurtadillas. Salí a buscarle por la calle y cuando le veo desde esos 20 metros, lo llamo para que venga a mí, y se le ocurre salir corriendo. Ya tuve salir disparada tras él. Menos mal que a ademas de haber estado yo en muy buena forma, él es mas bajo de estatura y enclenque que yo, y al menos me resulta manejable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *