COVID-19: Vacunas para niños y adolescentes, ¿qué tenemos que saber?

coronavirus_ COVID-19
El pasado 9 de abril Pfizer, se convirtió en el primer fabricante de vacunas en solicitar formalmente a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) una autorización de uso de emergencia para poder administrar su vacuna COVID-19 a adolescentes de 12 años o más. Para que quede claro, la FDA es la agencia que aprueba los medicamentos en Estados Unidos, y sus decisiones no son vinculantes en Europa.

Pero qué debemos saber las madres sobres las vacunas para niños y adolescentes, ¿son realmente necesarias? ¿son seguras en los niños las vacunas con la tecnología basada en RNA mensajero? ¿cuándo podrían empezar a suministrarse en Europa? De estas y otras cuestiones hablaremos a continuación, pero recuerda que las novedades y cambios en el sector de las vacunas se producen a diario.

Ensayos de vacunas contra la COVID-19 en niños

NIÑOS ADOLESCENTES VACUNA

Desde marzo de 2021 Pfizer confirmó haber estado haciendo ensayos de vacunas en niños. Estos demuestran que la vacuna es tan efectiva en las edades de 12 a 15 como lo es en adultos jóvenes. No obstante, los resultados aún deben ser revisados por la FDA. Adelantándose a esta decisión, Pfizer ya ha solicitado formalmente administrar en casos de emergencia su vacuna COVID-19 a adolescentes de 12 años o más.

Moderna también ha declarad del inicio de la fase 2 de sus ensayos clínicos en menores de 12 años. En la primera parte, los participantes de entre dos y 12 años podrían recibir dosis de 50 microgramos o de 100 microgramos, mientras que los lactantes entre seis meses y dos años recibirán distintas dosis de 25, 50 o 100 microgramos.

Oxford/AstraZeneca comenzó en UK el ensayo clínico para evaluar la seguridad y la respuesta inmune en niños y adolescentes con su vacuna ChAdOx1 nCoV-19, y Janssen también está desarrollando las primeras fases de ensayos clínicos en niños y adolescentes con su vacuna. Varios hospitales españoles están participando directamente en estas últimas fases de investigación con la vacuna de Janssen.

Necesidad de la vacunación infantil contra la COVID-19

VACUNAS_NIÑOS_ADOLESCENTES

Está demostrado que las vacunas autorizadas reducen o anular la excreción del virus. Si estas fuesen también eficaces en niños y adolescentes, además de protegerles a ellos, protegerías a quienes tienen a su alrededor. Lo que limitaría sustancialmente la diseminación del virus en la población general.

En general, y respecto a las vacunas tradicionales, las respuestas inmunitarias en niños mayores de cinco años, una vez que ya ha madurado su sistema inmunitario, suelen ser más robustas que en los adultos. Esto permitiría prever en ellos una inmunidad al SARS-CoV-2 más duradera. Las vacunas tendrían una inmunidad de larga duración, que no tienen sobre los adultos. Se conseguiría pues, estabilizar a una población resistente a la infección latente y frenaría notablemente nuevos brotes.

Los ensayos siguen adelante y, como muy pronto y en el mejor de los casos en los Estados Unidos, podría estar vacunándose a los menores entre l2 y 16 años a mediados del verano. Pero recuerda que la FDA, es la agencia de medicamentos estadounidense, por lo que sus decisiones no son vinculantes en Europa. Las vacunas que se ponen en España están autorizadas por la Comisión Europea tras el dictamen favorable de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), y por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Cómo afecta la COVID-19 a los niños: particularidades

NIÑOS_ADOLESCENTES_CORONAVIRUS

En la infección por coronavirus en niños y adolescentes hay tres elementos preocupantes y determinantes a la hora de tomar una posición clara y positiva para vacunar. Siempre que los ensayos confirmen que se puede hacer. 

  • El primer elemento es que, aunque la forma asintomática es la más común entre niños y adolescentes, hay casos de elevadas cargas víricas en niños pequeños. En estos casos se ha observado la replicación del virus en el tracto gastrointestinal, lo que facilita su diseminación.
  • El segundo elemento a tener en cuenta es la aparición de una forma de enfermedad grave. Se le ha dado el nombre de síndrome inflamatorio multisistémico infantil, y en algunos casos puede llegar al fallecimiento.
  • El tercero es el potencial desplazamiento del número de infecciones de adultos a grupos pediátricos.

Esto último significa que según se van suministrando las vacunas a los adultos, los niños y adolescentes, como no están vacunados, comienzan a ser la población más vulnerable. Esto ya se está observado en países donde hay un alto porcentaje de la población vacunada, como Israel, donde ya se están vacunando a los y las jóvenes entre 16 y 18 años.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.