Crisis de lactancia: Qué son y por qué ocurren

Lactancia

Ya había pasado por la crisis de lactancia de las tres semanas y lo pasé realmente mal porque en ese momento no tenía la información que necesitaba para saber qué hacer, como resultado, me desesperé, pensé que mi bebé no se estaba alimentando bien, que mi leche no era suficiente o que me estaba quedando sin leche.

Este tipo de pensamientos son los más frecuentes en estos casos, nos preocupamos, intentamos averiguar el por qué de todo eso y queremos encontrar una solución. Una de mis “grandes ideas” fue consumir almendras porque, en otra ocasión que las había tomado, noté de repente un “subidón” de leche, pero si el bebé está comiendo menos no tiene sentido que haga eso. ¿El resultado?: Los pechos se me hincharon y tuve que recurrir al sacaleches para aliviarme el dolor.

¿Por qué surgen estas “crisis”?

Uno de los motivos por los que surge es porque el bebé ya ha aprendido a succionar mejor, por lo que toma más cantidad en menos tiempo. Eso puede hacerte pensar que está tomando menos porque dando el pecho no podemos medir la cantidad que toma.

Otro motivo es su crecimiento: Durante los primeros meses el bebé crece a una velocidad vertiginosa, su talla y su peso varían mucho de un mes a otro, en cambio hay etapas en las que el crecimiento es más lento y, por tanto, no necesita la misma cantidad de alimento que antes.

Más información – Tablas de peso y crecimiento

Foto – El secreto Avent


Categorías

Nutrición

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Escribe un comentario