¿Cuál es la mejor ropa de cama para tu bebé?

Es posible que no sepas cuál es la mejor ropa de cama que debes poner a tu bebé en su cuna mientras duerme. Los bebés deben permanecer calientes y cómodos para que se acostumbren a dormir por las noches y en sus siesta. Como padre o madre de un recién nacido posiblemente te preguntes cuáles son las mejores opciones para que tu bebé duerma en su cuna.

Uno de los aspectos más complicados de tener un bebé es saber exactamente qué ropa de cama es la mejor opción para mantener a su bebé abrigado y cómodo durante toda la noche, sobre todo, saber qué tipo de ropa de cama es la que le proporcionará calidez y ningún riesgo de asfixia. A continuación encontrarás algunos consejos útiles para elegir la ropa de cama que sea mejor para tu bebé.

En la cuna o en el moisés

Antes de nada tendrás que saber si tu bebé dormirá en una cuna o en un moisés las primeras semanas. Una minicuna o moisés es una opción estupenda para el primer año de vida del bebé, ya que es pequeña, portátil y permitirá mover al bebé en la estancia que se encuentra para vigilarlos, ya que normalmente suelen tener ruedas para una mayor comodidad de los padres.

Una cuna debe ser lo suficientemente grande como para albergar a un bebé en crecimiento, ya que una vez que alcanzan al menos los dos años de edad, podrás poner un edredón para que duerman calientes. Si quieres pasar a tu bebé a una cuna más grande, una vez que sepa andar o sentarse sin ayuda, entonces también será buena idea pasarle a una cuna más grande. Esto puede ocurrir a partir de los seis meses.

La importancia del colchón

El bebé no puede tener una superficie voluminosa sobre la que apoyarse como una almohada o un cojín. Tendrás que invertir en un colchón de cuna, y asegurarte que estás invirtiendo en uno bueno que pueda soportar las manchas y que sea fácil de limpiar. Los bebés pueden vomitar o que se les salgan sus necesidades del pañal manchando todo sin querer.

Por este motivo, escoge un colchón firme para que tu bebé duerma cómodamente, pero que no sea demasiado grande ni tampoco demasiado pequeño, deberá ajustarse bien a la cuna donde vaya a dormir. Deberás evitar cualquier hueco en el que puedan colarse cuando duermen, sobre todo cuando empiezan a moverse que puede colarse la cabeza y ser extremadamente peligroso.

El colchón debe ser firme y no ceder en el medio cuando el bebé se acuesta sobre él, y no debe tener agujeros para la ventilación ya que es difícil mantenerlo limpio.

El tipo de sábanas

Lo ideal es poner únicamente las bajeras en la cuna, con un tacto cálido para los meses de invierno y más fresco para los meses de verano. Lo ideal es tener un par o tres de sábanas bajeras para poner en el colchón, así si existen accidentes y se manchan, podrás limpiar el colchón y tener una sábana bajera para cambiarla mientras la otra la tienes que lavar.

El algodón tejido o la franela cepillada se siente caliente al tacto, rizo de algodón elástico o algodón-jersey son todas buenas opciones de tela para la cuna de tu bebé. Invierte también en algunas sábanas planas, ya que son ideales para usarlas como mantas en las noches de verano o para envolver a tu bebé.

Las mejores mantas no son las más cómodas ni seguras

Es un pensamiento inevitable: meter al bebé  en la cuna con mantas cálidas es ideal para mantenerlos calientes y seguros por la noche, ¿no? En realidad, se trata de una situación peligrosa y las mantas podrían sofocar a su bebé y causar el Síndrome de muerte súbita del lactante.

Para mantener a tu bebé abrigado y además seguro, tendrás que evitar las mantas o las sábanas para taparle, ya que podría haber riesgo de asfixia. Lo mejor es comprar sacos para bebés y poemas con los pies cubiertos. De esta manera podrás evitar cualquier tipo de peligro de asfixia. Los bebés se mueven mucho por lo que es necesario que esto lo tengas en cuenta.

Compra un saco de dormir para bebés

Los sacos de dormir para bebés los encontrarás en cualquier tienda de ropa para bebés, en la sección de pijamas. Muchos padres prefieren los sacos de dormir para bebés al uso de mantas, ya que sus bebés no pueden moverlos, un bebé destapado puede pasar frío y además puede aumentar el riesgo de muerte súbita del lactante.

Es importante que cuando compres un saco de dormir, te fijes en el tamaño, ya que deberá ser el adecuado para los meses que tenga tu bebé. Si es recién nacido deberás comprar de 0 a 3 meses, si tiene más de 3 de 3 a 6 o de 0 a 6 meses. Y así sucesivamente, te asegurarás de que tenga el tamaño del cuello correcto. Un saco de dormir elimina el riesgo de que tu bebé se deslice debajo de las sábanas, lo que puede ser muy peligroso. Nunca uses un saco de dormir acolchado o hecho de edredón, ya que se serían demasiado calientes y podría sobrecalentar a tu bebé, algo que también es peligroso.

Pautas para dormir seguro

Ahora que sabes qué ropa de cama elegir para tu bebé, aquí te ofrecemos consejos útiles para que duerma bien, manteniéndolo seguro:

  • La posición para dormir. Duerme a tu bebé boca arriba desde el nacimiento, nunca boca abajo o de costado. Dormirlos de lado o boca abajo puede hacer que ruede sobre el costado del colchón o fuera de la cuna siendo extremadamente peligroso.
  • Nunca le cubras la cara. Debes evitar a toda costa cubrir la cara del bebé mientras duerme. Ni almohadas, ni peluches, ni mantas, ni cojines pequeños deben estar en la cuan de tu bebé mientras está durmiendo porque puede haber riesgo de asfixia.
  • Proporciona un ambiente seguro. Es importante que tu bebé tenga un ambiente seguro para dormir, por lo que las telas que haya en la cuna deberán ser hipoalergénicas. Además, la cuna deberá tener protecciones en los costados para prevenir que el bebé se cuele por los barrotes o de que caiga al suelo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.