Cuando cambiar al bebé a su habitación

Cuando cambiar al bebé a su habitación

Son muchos los padres que deciden cuando sus hijos deben dormir solos en su habitación, pero aún no saben cuando deben cambiar al bebé en su nueva estancia. Sabemos que para muchos es un paso evolutivo y que ocasiona un gran peso, ya que no sabemos si este cambio puede ocasionar muchos despertares nocturnos.

Muchos de los intentos terminan siendo fallidos cuando los padres deciden cambiar a su hijo de habitación y el niño no lo acepta. La falta de sueño y las torturas diarias de padecer de insomnio finaliza con que muchos padres se dobleguen a que se practique el colecho. Hay que analizar por qué ha ocurrido y cuando es el momento para cambiar a nuestro hijo para que no sucedan estos hechos.

¿Cuándo debo cambiar al bebé a su habitación?

Sin más es la gran duda de muchos padres, pues por diversas circunstancias y de cómo sea la vida colectiva en casa, dependerán muchos los factores para poder crear este cambio. Durante la lactancia materna se crea un gran vínculo por el bebé y eso puede retraer mucho más este proceso. ¿Por qué ocurre esto?

Porque entre la madre y el bebé se ha creado un pequeño apego y este tipo de dependencia hace que se retraiga cada vez y más en el tiempo. Suele suceder que por comodidad se tiene al bebé cerca durmiendo y cuando demanda el pecho se le ofrezca sin más. Este hecho crea un hábito rutinario y hace que teniéndolo cerca sea mucho más fácil y no haya que desplazarse a otra habitación.

Cuando cambiar al bebé a su habitación

Pero esto es solo uno de los ejemplos y de los más comunes, por lo menos cuando se está planteando cambiar al bebé a su habitación y nunca se sepa cuando llega el momento. De ahí que se produzca el colecho que puede llegar a durar desde meses hasta años, quizás hasta cuando decida el niño que necesite independizarse.

Hay datos que confirman que un bebé no va a sentir ese apego o ansiedad por separación antes de los siete u ochos meses. Este repunte nos afirma que antes de esa edad es cuando podemos ir planteando con mayor solvencia e intentar que nuestro hijo cambie de habitación.

Es un planteamiento decisivo y que viene a formar parte tanto de los padres como del propio bebé. El momento para crear este plan viene dado de la mano cuando por una serie de circunstancias creemos que todos estamos preparados. Aunque no lo parezca para muchos padres no llega este momento porque necesitan realizar el colecho y permanecer juntos, porque les gusta. Es un hecho que ocurre en muchos hogares y suelen callar muchas familias, pero es real.

¿Cómo ayudar a nuestro bebé a dormir solo?

Hay múltiples de tácticas y tutoriales para hacer que un niño que siente apego pueda dormir solo. Es una decisión que muchos padres quieren que suceda por el bien para todos y para que el niño tenga su propia independencia. No se sabe a ciencia cierta si tanto el colecho o hacer que el niño duerma en su propio cuarto sean hechos que compitan en el beneficio para todos. Cada uno tiene sus propios beneficios e inconvenientes.

Cuando cambiar al bebé a su habitación

Si el niño ya es un poco mayor se le puede explicar que ya es momento de que tenga que dormir en su cuarto. No es cuestión de usar las palabras ‘vas a dormir solo’ ya que puede ser un poco radical, pero si debatir con cariño esa nueva situación.

Si le da miedo dormir solo por la separación o porque hay oscuridad todo ello se puede apaciguar con bonitas palabras. Hay que reseñar que solo hay una pequeña separación entre un cuarto y otro, pero que los padres siguen estando muy cerca. Si hay miedo a la oscuridad se puede dejar una pequeña luz en el cuarto. Los peluches o juguetes cercanos de gran compañía también hacen que se sienta mucho más protegido.

Cuando tu hijo es un bebé la idea del cambio funciona con otras pautas. Al ser más chiquitito el cambio puede ser más práctico. El traslado puede ser gradual, acostándolo en el cuarto poco a poco y que se vaya acostumbrando a su móvil para la cuna y a todo lo que le rodea. Estas pequeñas tácticas, con el tiempo y con paciencia puedes hacer que el bebé se independice en su cuarto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.