Cúando dejar el biberón

Dejar el biberón

Hay niños que a pesar de saber beber en vaso, todavía no son capaces de desprenderse del biberón. Son varios los factores que se pueden aplicar, quizás sea comodidad, o dependencia, …pero sí que es verdad que nuestra posición como padres no ayuda mucho a resolver este tipo de actitud.

Es recomendable no extender este tipo de práctica mucho más allá de los dos años y es a partir de los 12 meses cuando debería ir aplicándose el uso del vaso para que ya vaya formando parte de su rutina. No es recomendable dejar pasar el tiempo porque sino será mucho más difícil dejar este hábito.

Hay que destacar la importancia de que se haga uso de él como si fuera un consolador. No hay que ofrecérselo cada vez que llore o se sienta enojado, pues lo asociará siempre como una especie de consuelo y después le costará mucho dejarlo. Es una de las prácticas en las que convierten el biberón como un sustituto del chupete y es una gran equivocación.

Cuáles son los motivos por los que debe de dejar el biberón

Es una práctica que aunque parezca de lo más normal, a cierta edad este tipo de conducta se puede convertir en una mofa. Es por este motivo por el que el niño pueda sentirse desplazado y sufra algún tipo de burla. En este caso la parte práctica en nuestra enseñanza es fundamental para hacerle sentir que ya es mayor y que no tiene que responder como un bebé.

Dejar el biberón

Por otro lado el uso continuado del biberón y de mantenerlo en la boca puede llegar a deformar el paladar y como consiguiente llegar a dificultar el aprendizaje del habla. Además favorece mucho la caries, ya que hay mucho alimentos como los zumos en los que sus azúcares quedan retenidos en la parte de la tetina y hace que estén en continúo contacto con los dientes.

Otro problema que se plantea es el llegar a crear una gran ingesta de leche que como consiguiente no debería ser así de excesivo, ya que puede favorecer a participar en una dieta pobre en nutrientes y a secundar en un aumento de sobrepeso y obesidad.

Cómo ir desprendiendo su uso

La mejor solución es ir desprendiendo su uso de una forma evolutiva. Tiene que ir acostumbrándose a no usar la tetina e ir reemplazándola por un vaso con boquilla. Para que no tenga tropiezos se le puede dar un vaso con asas para que al inclinarlo tenga mucho mejor sujeción y no se atragante, que le pueda dar la tos o se moje la ropa. Es a partir de los dos años cuando empiezan a dominar bastante bien esta técnica.

Sería muy atractivo estimularle con una edad temprana a formar parte de su uso, comprándole algún vaso o taza con su dibujo favorito o con algún tipo de detalle que le pueda parecer atractivo y divertido. Se lo puedes llenar de algún tipo de bebida sana y sabrosa e incluso puedes dejar que se maneje con el vaso en medio del juego de un baño caliente. Por el contrario puedes hacer lo mismo con el biberón pero de forma contraria, tiene que parecer poco atractivo y por consiguiente llenarlo generalmente de agua la mayoría de las veces, para que parezca poco interesante.

Dejar el biberón

Hay que desprender al niño del apego a que se sienta mejor y hacer uso del biberón como algo tranquilizador. La rutina de quedarse dormido con el biberón no es una buena práctica, hay que buscar una forma de  sustituirlo por otro objeto que sea de sus favoritos y hacerlo poco a poco.

Es muy importante que ante estas prácticas felicitar siempre al niño y hacerle sentir siempre como un “niño grande”. No se desprenderá de él de la noche a la mañana, tampoco se lo niegues, pero sí que es muy importante explicar que ya debe de comportarse al igual que hacen los adultos  y sobre todo elogiarle por el gran logro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.