Cuando el niño se chupa el dedo

Cuando lo hace un bebe, es tierno. Pero cuando el bebe crece y no hay medio que le saque el dedo de la boca, lo unico que viene a tu mente son los montones de visitas al dentista.

Ayudale a dejar este hábito con los siguientes consejos:

Ponle un limite. Se recomienda dejar que el pequeño se chupe el dedo solo en su cuarto. Asi, el niño tendra que parar lo que este haciendo para recibir su ”dosis”. Esto pondra un limite a la cantidad de tiempo que puede pasar con el dedo en la boca y lo incitara a buscar otras maneras de tranquilizarse.

Decorale el dedo. Pruebe de pintarle las uñas a su niña, con el color que ella escoja, y pongale un dibujito en el pulgar para que asi deje de chuparse el dedo.

Busca una alternativa. Dale a tu hijo un objeto sensorial para tranquilizarse. Por ejemplo, deja que el niño escoja un pedazo de tela suave y pon un pedazo de esta en su bolsillo o fijalo en la parte interior de su camisa. En vez de chuparse el dedo
en un lugar publico, podra frotar de manera secreta la tela. Aunque no le satisfaga la estimulacion oral como lo hacia con el pulgar, si que le ayudara con la estimulacion tactil-sensorial que tambien tranquiliza a los niños.

Ponle guantes. Puede probar durante una semana, poniendole guantes blancos de algodon antes de que el niño se vaya a dormir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *