Cuando empezar a usar la mochila portabebés

Cuando empezar a usar la mochila portabebés

La funcionalidad de una mochila portabebés es excepcional. Puedes llevar a tu bebé prácticamente desde que nace y hacer la vida mucho más acogedora tanto para los más pequeños como para la persona que lo porta. Si la duda es conocer cuando empezar a usar la mochila portabebés, aquí te aclaramos cuando puedes usarlas y cuáles son sus ventajas.

Las mochilas para portar el bebé siguen siendo tendencia y de gran utilidad, cada vez más. Existen desde los pañuelos bandoleras, las mochilas frontales y las mochilas traseras. Conocemos de su facilidad de transportar a los bebés y de la funcionalidad que dan, pero hay que reconocer que hay madres que padecen de una espalda algo dolorida y débil, sobre todo por portar al bebé durante el embarazo y dónde su musculatura se relajó. De ahí que no sea algo tan funcional para todo el mundo, aunque por regla general sí.

¿A qué edad está permitido la utilización de la mochila portabebés?

Hay mochilas que ya están adoptadas con la seguridad y el confort de los bebés desde que nacen, generalmente con un peso mínimo de 3,5 kilos. En esta primera etapa del bebé ya hay un intercambio afectivo entre las dos personas, el bebé irá pegado al cuerpo de la persona sintiendo esa seguridad, confort y calor.

Cuando empezar a usar la mochila portabebés

Es aconsejable utilizar mochilas que cumplan con la buena posición del bebé, dónde su cabeza no debe de estar descuidada. Hay que suplir con una mochila que sujete su cabeza y cuello para protegerlo de los movimientos bruscos. Por lo tanto, es importante observar que la mochila cumpla con todos los controles de fabricación y diseño aprobados para que el bebé no sufra con una mala postura.

Las bandoleras portabebés o los fulares elásticos o de tela son perfectos para la primera etapa, o sea desde su nacimiento. Permite llevar al bebé de forma fetal, casi igual a cuando estaba en la barriga. Su manejo puede ser enredoso al principio, pero después resultará fácil de adaptar y muy cómodo para el bebé y la madre, y sin forzar su posición.

A partir de los 3 meses el bebé ya adquiere mucha más fuerza en su musculatura, tanto en la columna como en la sujeción de su cabeza. Entonces ya se podría pasar al tipo de mochilas frontales y dónde el pequeño podrá visualizar el exterior para potenciar su curiosidad.

Cuando empezar a usar la mochila portabebés

Las mochilas frontales y las traseras

Las mochilas frontales están ideadas para los primeros meses de vida, generalmente hasta los 6 o 7 meses, ya que su peso todavía se puede soportar de manera frontal. Hay que sortear todas las posibilidades que se barajan en una tienda para suplir la comodidad del bebé como la de la persona que lo porta. Hay que investigar y contrastar todos los modelos de mochilas y si puede suplir todas las etapas evolutivas mes a mes, desde que nace hasta que más o menos alcance el medio año.

A partir del medio año o 7 meses en adelante es aconsejable usar una mochila trasera, ya que el peso alcanzado se puede soportar mejor en la espalda. Por si no lo sabías estas mochilas están excelentemente equipadas, incluso para hacer sedentarismo en la montaña. Algunas vienen con toldos y otras incluyen ruedas para que puedan ser llevadas como silla de paseo. Muchas de estas mochilas traseras vienen con la ventaja de que puedas transportar a tu bebé en la parte delantera.

Cuando empezar a usar la mochila portabebés

También tienes las mochilas portabebés evolutivas, dónde pueden ajustarse al crecimiento de tu bebé y se puedan modificar en su ancho y alto. Son ideales para transportar al bebé desde su primer mes y hasta los 1, 2, 3 e incluso los 4 años.

No hay que olvidar que si vas a utilizar mucho esta mochila no prescindas de que tenga un buen material en su composición, resistente y un tejido tanto fresco o con accesorios para el frío. Los cierres deben ser resistentes y fáciles de encajar, dónde en ningún momento puedan soltarse en ninguna circunstancia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.