Cuándo empezar a usar almohadas

Almohada bebé

 

La almohada es algo que para las personas adultas es prácticamente indispensable a la hora de dormir cosa que no ocurre en los bebés, para ellos no es indispensable, no sienten la necesidad de dormir con ella y hay recomendaciones sobre que no la utilicen hasta determinada edad.

Hay personas que no la usan y que se sienten incómodos usando una almohada pero hemos de saber que la posición natural del cuerpo, sobre todo cuando nos acostamos de lado, la requiere. Es necesaria por tanto para mantener la columna vertebral más recta cuando dormimos. 

Los niños no necesitan usar almohada ya que su cuerpo no se la pide ni para dormir boca arriba ni de lado.

Los pediatras recomiendan que los bebés no usen almohadas porque ello puede forzar la curvatura de su cuello por tener el cuello pequeño y la cabeza algo más grande el hombro no impide un apoyo adecuado como el que puede tener el de una persona adulta.  El hecho de que pueda ponerse boca abajo y no respirar oxigeno puede ser muy perjudicial. Hay bebés que necesitan estar un poco más reclinado así que lo que podemos hacer es poner una toalla bajo el colchón que eleve la mitad del cuerpo además de la cabeza.

Almohada bebé

El momento adecuado para comenzar a ponerle almohada es aproximadamente en torno al año de edad ya que antes es poco aconsejable debido al riesgo de muerte súbita por eso se debe evitar que tengan cojines, peluches o almohadas.

Cuando tienen el año se les debe empezar a poner una almohada fina y no del todo blanda solo cuando la necesiten, no siempre. Es solo cuando cumplen los dos o tres años cuando verdaderamente la necesiten ya que su cuerpo empezará a necesitarla para dormir mejor y mantener la espalda recta.

Debemos saber que las edades son aproximadas ya que cada niño es un mundo y habrá niños que la necesiten antes y otros que después.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *