Cuándo empiezan las nauseas en el embarazo

nauseas-embarazo

¿Te has levantado por la mañana con una sensación nauseabunda sin saber que estabas embarazada? O por el contrario, quizás os haya ocurrido de tener un resultado positivo en el test de embarazo y esperar por un malestar que nunca ocurrió. Cuándo empiezan las náuseas en el embarazo es quizás la pregunta del millón… o la acidez estomacal e hinchazón de senos.

Lo cierto es que los síntomas de embarazo son un misterio, mujeres con varios embarazos han tenido experiencias particulares en cada ocasión. Quizás en un embarazo aparecieron vómitos y malestar y el siguiente embarazo transcurrió sin ninguna mala sensación o dolencia. Lo que sí se sabe es que la concepción impacta de alguna manera en el organismo, que se modifica para adaptarse a la nueva vida en crecimiento.  Y esto de alguna manera se hace notar…

¿Por qué empiezan las náuseas en el embarazo?

Más allá de cuándo empiezan las náuseas en el embarazo, o la hinchazón y el malestar estomacal, lo importante es saber que luego de la concepción se produce una revolución hormonal. Luego de que el óvulo es fecundado por el espermatozoide comienza un ciclo único. El embrión viaja por las trompas de falopio hasta llegar al útero. Mientras tanto, comienza a producirse una hormona llamada gonadotropina coriónica, la llamada hormona del embarazo.

Esta hormona, conocida como hCG,  es producida por las células que luego se convertirán en la placenta. El proceso se completa de manera increíble: antes de que la placenta se forme por completo, el cuerpo envía un mensaje al lugar de los folículos ováricos, donde los óvulos fueron liberados. Entonces aumenta la producción de estrógenos y progesterona, hormonas responsables de construir el revestimiento vascular en las paredes del útero. El útero  nutrirá el embrión o antes de que la placenta se haya formado.

Los niveles de hCG o gonadotropina están en estrecha relación con los síntomas de embarazo. Se sabe que cuando empiezan las náuseas en el embarazo, así como otros síntomas, es porque los niveles están altos. Esto sucede aproximadamente entre las semanas 10 y 12, aunque debido a que la hormona comienza a aumentar ni bien se produce la concepción, los síntomas pueden aparecer antes. Por este aumento repentino es que los síntomas de embarazo más radicales se producen durante el primer trimestre, en especial durante el segundo y tercer mes.

Los niveles de gonadotropina y síntomas

En embarazos regulares, los niveles de gonadotropina se duplican cada 2-3 días en las primeras etapas, con un incremento de por lo menos 60% cada dos días. Sin embargo, el aumento dependerá del desarrollo de cada mujer. Hay mujeres que inician el embarazo con niveles muy altos de gonadotropina mientras que otras comienzan con un nivel más bajo, lo que depende de la reacción de cada organismo a la fecundación.

nauseas-embarazo

Según muchas investigaciones, las náuseas y los vómitos responderían a los niveles de esta hormona. Las mujeres con niveles más altos tendrían fuertes síntomas mientras que las que tienen niveles más bajos, menos. Se sabe que las mujeres con náuseas matutinas graves (hiperémesis gravídica) tienen niveles más altos de gonadotropina coriónica humana que otras mujeres embarazadas. Lo mismo sucede con quienes atraviesan un embarazo múltiple. Por lo general, son mujeres que tienen más náuseas matutinas debido a que sus niveles hormonales son más altos que los de un embarazo regular.

Más allá de la hCG, el aumento de estrógenos y otras hormonas propias del embarazo también tiene incidencia. Cuando aparecen las nauseas en el embarazo está también en relación con el aumento hormonal general. La revolución hormonal producida en estos nueve meses provoca reacciones en el organismo y la aparición de síntomas es quizás el rasgo más visible. Los mismos suceden más durante el primer trimestre debido al cambio hormonal y la adaptación del cuerpo. Cuando se regulariza el aumento hormonal, los síntomas tienen a bajar.

Artículo relacionado:
Cómo quitar las náuseas: ¡Anota estos consejos!

Por esta razón, el segundo trimestre es un período en el que las embarazadas recuperan energía y es de gran disfrute. El tercer trimestre, en cambio, el cuerpo está más pesado y es posible tener retención de líquidos y problemas estomacales debido al tamaño del bebé.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)