Cuando los hijos tienen problemas

Ser madre y hacer de psicólogo con tus hijos, es complicado, ellos en ciertas edades no saben expresar bien sus emociones, y para adivinar lo que realmente les sucede, hay que estudiar sus actitudes y escucharlos, hay cosas de las que no los podemos proteger, y aunque nos duela, cosas que deben pasar ellos solos, sufrimos cuando sabemos lo mal que se sienten en la escuela, por motivos que a nosotros los adultos nos parecen pequeñeces, pero en cambio para ellos es motivo para que el mundo se les desmorone.

El echo de una disputa con los amigos, o por la comida diaria que le toque en el comedor escolar, crea discusiones con nosotros los padres pues ya no quieren volver al día siguiente, y nosotros tenemos que buscar las palabras para que entiendan que al día siguiente no será igual, que tiene que quedarse en el comedor por que los papas trabajan, y con los amigos mañana se le olvidara lo que ha sucedido, luego debido a su baja autoestima y seguridad y que va sin ganas cada día, los estudios no van mejor, y se resienten las notas, pues las tareas escolares diarias para casa, es otra pelea mas, el que se ponga hacerlas, que las haga bien, que las entienda, y como no, que las acabe sin discutir. En ocasiones, nosotras las madres, tenemos menos fuerzas y hay días en que las peleas con los hijos nos desbordan, pero debemos darles a cada cosa su grano de importancia, no mezclar con ellos nuestro cansancio del día, cosa que me presento la primera para decir que lo hacemos, y no esta bien, ellos no entienden con todo lo que cargamos al día, y son niños y como no, egoístas y creen que solo debemos preocuparnos por el y sus cosas, que en el fondo no es ninguna mentira, pero es nuestro deber inculcarle que la mama debe partirse muchas veces en dos o en tres, y debe llevar para adelante todo a la vez.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *