Cuando preocuparte por la tos de tu hijo

tos en los niños

Cuando tu hijo se resfría en ocasiones puede ser algo más serio que un simple catarro. Es probable que cuando escuches a tu hijo toser se te encoja una parte de tu alma... Quieres que se ponga bien y que deje de toser. Hay veces que no hay que preocuparse por la tos porque se puede pasar sola, pero hay otras veces que sí, que es necesario preocuparse e incluso acudir al médico.

Por eso, hoy desde Madres Hoy queremos hablarte de cuándo debes preocuparte por la tos de tu hijo/a y también, ayudarte a que aprendas a cómo actuar y diferenciar las toses que quizá puedan significar algo peor en la salud de tus pequeños.

La tos perruna

Si tu hijo se va a dormir con la nariz tapada pero ha estado durmiendo tranquilamente durante unas horas, es posible que de repente empieces a escuchar una tos que parece que sale de un perro en lugar de un precioso bebé. Esta tos es bastante agresiva y tanto los bebés como los niños tienen que luchar para poder recuperar el aliento.

Lo que causa esta tos, normalmente es una enfermedad viral que causa inflamación en las cuerdas vocales, la laringe y la tráquea. Es más común que ocurra en los niños y bebés entre octubre y marzo y por lo general afecta a niños de entre 6 meses a 3 años. La tos suele aparecer durante el día pero por la noche es mucho peor. También puede escucharse como un silbido agudo cuando se inhala el aire.

tos en los niños

Cómo ayudar a tu hijo con tos de perro

Cuando tu hijo se despierta y tiene tos de perro, deberás abrigarle bien antes de salir a la calle pero el frío ayuda a relajar las vías respiratorias. Una idea también es encender la ducha de agua caliente y sentarte con tu hijo en el baño para que inhale 15 minutos de vapores de agua, el aire caliente y húmedo también puede ayudarle a respirar mejor y a toser menos.

Si tu hijo tiene graves problemas para respirar o si su respiración empeora con cada respiración, acude al médico. Cuando tenga ataques de tos usa un humificador de vapor frío en la habitación y asegúrate de que beba bastantes líquidos. Aunque la tos puede desaparecer por sí sola, siempre será buena idea que le vea un médico para saber exactamente cuál es la gravedad. Además, así cuando le vea el médico podrá valorar cuál es el mejor tratamiento para tu hijo/a.

Tos seca y tos nocturna

Si tu hijo tiene una tos molesta de vez en cuando o durante todo el invierno pero se pone peor por la noche o cuando está jugando, es probable que estemos hablando de las tos seca.

Lo que causa esta tos puede ser el asma, una enfermedad crónica donde las vías respiratorias y los pulmones se inflaman y se estrechan o  cuando se produce un exceso de mocos. Aunque los padres suelen pensar que las sibilancias son las primeras señales de asma, la tos seca -sobre todo por la noche- puede ser un único síntoma.

El moco en los pulmones crea un pequeño cosquilleo que hace que los niños tosan. Otras señales que deben hacer que te mantengas alerta son: la tos se puede desencadenar cuando el pequeño hace ejercicio, cuando hay alergias, cuando se resfría o cuando hace frío.

tos en los niños

Cómo ayudar a tu hijo con tos seca

Si sospechas que puede ser asma, entonces deberás acudir rápidamente al médico. Los niños que tienen la edad suficiente -entre 5 y 6 años- soplarán en un tubo especial para saber cómo tienen la función pulmonar. Para poder hacer un diagnóstico en los niños más pequeños de 5 años, los médicos generalmente se basan en examinar a los pequeños junto con lo que los padres informan y con el patrón de los síntomas y antecedentes familiares de alergias o asma.

Los niños con casos más leves pueden tomar medicamentos como un broncodilatador que debe inhalarse cuando hay un ataque, mientras que los niños con asma moderado necesitarán una medicina que les haga prevenir los ataques de asma. Si tu hijo tiene problemas para respirar y crees que es un problema significativo -es incapaz de hablar, comer o beber-, entonces acude a urgencias lo antes posible.

Tos ronca

Si de repente tu hijo tiene una tos ronca y se encuentra tan débil que no quiere ni jugar, es probable que después aparezca la fiebre alta, dolores musculares y también estornudos. Es decir, tendrá gripe. La gripe es una enfermedad viral que ataca al sistema respiratorio, tiene un largo período de incubación en los niños y por eso antes de que enfermen y salgan todos los síntomas, pueden haber contagiado ya a compañeros de clase y familiares. Cuando un compañero de clase estornuda una sola vez, el virus de la gripe vuela a través de toda la habitación, siendo muy fácil su propagación.

Cómo ayudar a tu hijo con tos ronca

Tu hijo con gripe y con tos ronca necesitará muchos líquidos, así como paracetamol. Es necesario que acudas a tu médico para que le proporcione el tratamiento acorde a sus necesidades. Y si crees que es propenso a tener gripes, entonces nunca estará de más pedir a tu pediatra que le pongan la vacuna contra la gripe.

La tos ferina

Si tu hijo ha tenido un resfriado que le ha durado más de una semana y ahora tiene ataques de tos, tiene dificultades para respirar y hacer un sonido extraño mientras inhala aire, entonces es probable que se trate de tos ferina.

Esta tos es causada por una bacteria llamada tos ferina que ataca al revestimiento de las vías respiratorias, produciendo una inflamación grave que hace que se estreche e incluso se bloqueen . Los niños que no han sido aún totalmente inmunizados son más propensos a contraer la tos ferina. Sin embargo, los bebés pequeños están en mayor riesgo. Los bebés menores de 6 meses no tienen suficiente fuerza en sus pulmones para hacer el ruido característico de esta tos ferina, por lo que es difícil para los padres poder detectarlo. En lugar de ello, su tos pueden venir en ráfagas continuas que terminan con náuseas o vómitos, pueden dejar de respirar por poco tiempo y sus labios se pueden poner morados porque no reciben suficiente oxígeno.

¿Tu hijo tose? Pues que sepas que es mejor no darle antitusivos o anticatarrales

Cómo ayudar a tu hijo con tos ferina

Lo primero que tendrás que hacer es llamar a tu médico si crees que tu hijo tiene tos ferian. Se trata con antibióticos y es necesario que el médico evalúe el caso y que haga un seguimiento.

 


Categorías

Varios

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *