Cuándo puede beber agua un bebé

Cuándo dar agua al bebé

Las dudas con respecto a los cuidados del bebé son naturales, especialmente en los padres primerizos. Cualquier cosa es novedosa y se debe aprender. Todo aquello que tiene que ver con los cuidados del pequeño, la alimentación, el descanso o todo lo relativo a la crianza, es algo a lo que hay que enfrentarse poco a poco. De hecho, no es raro que familiares con más edad se extrañen de cuestiones básicas como la alimentación.

Porque no hace mucho las cosas eran muy diferentes y eso es algo que en la crianza de los hijos no se asimila del todo bien. Una de esas dudas que suele causa desconcierto cuando se habla con personas mayores, es la que hace referencia a la alimentación. Concretamente a cuándo puede beber agua un bebé. Porque hace algunos años a los bebés se les daba agua y ahora, no se aconseja hasta los seis meses de edad.

¿Tiene que beber agua un bebé?

Si te preguntas por qué no hay que dar agua al bebé hasta los seis meses, la respuesta es muy sencilla. Esto es porque la leche cubre las necesidades de hidratación del pequeño. La leche es el único alimento que deben tomar hasta los 6 meses, con ciertas excepciones. Y la leche, ya sea la materna o la leche de fórmula, aportan la hidratación necesaria para que el bebé cubra sus necesidades en todos los sentidos.

Por ello, hasta que el bebé no cumple los seis meses y llega la alimentación complementaria, no se recomienda el consumo de agua en bebés. Ni siquiera cuando hace mucho calor, ni cuando viven en una zona muy seca o cuando tú misma tengas mucha sed. Si el pediatra no te indica lo contrario por circunstancias concretas, la recomendación general es que el bebé no toma agua hasta que no se introduzca la alimentación complementaria.

En ese momento es cuando el sistema digestivo del bebé está más maduro y preparado para asimilar los alimentos y el agua. Y por ello se debe comenzar a ofrecer agua poco a poco, siempre agua mineral para evitar bacterias y trastornos digestivos en el delicado sistema digestivo del pequeño. No obstante, ante cualquier duda lo mejor que puedes hacer es consultar con el pediatra, así tendrás la garantía de actuar de la manera correcta en todo momento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)