Cuando queda demasiado mes al final del sueldo

Es posible que cuando acaba el presupuesto mensual aún te quede mucho mes aún por superar. Ser el sustento familiar es una gran responsabilidad y a veces puede generar incluso ansiedad, sobre todo cuando te das cuenta de que el dinero falta para todo lo que lo necesitas. Como sustento familiar es más que probable que luches para ahorrar en todos los gastos que tienes.

Si el ahorro te genera ansiedad porque parece que tienes pérdidas a final de mes o que no llegas a todo, es necesario que comiences a hacer un plan para administrar todas tus finanzas. Si tienes problemas financieros lo último que debes hacer es mirar hacia otra parte. Es necesario que pongas todos tus problemas sobre la mesa y sobre todo, que comiences a buscarles una solución.

Ser el sostén económico familiar es una gran responsabilidad

Es fácil que en nuestra sociedad impulsada por el materialismo y el consumismo exagerado, el dinero se vaya incluso antes de entrar en el hogar. Muchas personas solo tienen una forma de pensar: ‘lo quiero todo y lo quiero ya’. Si no tienes cuidado puedes tener este gran problema y lo que es peor, que tus hijos aprendan un mal ejemplo.

Muchas personas quieren tener todo en sus vidas sin importarle los préstamos que deben pagar a final de mes… Pero después, cuando llega el sueldo del trabajo, todos estos pagos se los llevan esos ‘préstamos’ y después no tienes para lo que realmente hace falta: la vida diaria. Ser el sostén familiar es sin duda una gran responsabilidad que no se puede tomar a la ligera.

Si has pasado o estás pasando muchas noches en vela pensando en los números y preguntándote cómo podrás permitirte algunos gastos y cómo restringir otros, es el momento que tengas un buen plan. Por mucho que intentes planificar todo al dedillo, siempre puede haber imprevistos cuando menso te lo esperes.

Cuánto gasto tienes

No importa todo lo que trabajes o cuánto quieras ganar, siempre sentirás que no ganas lo suficiente para el estilo de vida que quieres llevar. Para saber exactamente cuántos gastos tienes y cuánto ganas, deberás tomar conciencia de los gastos diarios y mensuales que tenéis en la familia y cuánto es el dinero que entra en casa. Solo de esa manera se podrá saber si realmente debes tomar medidas lo antes posible o no es necesario.

Hay quienes prefieren aplicaciones para hacer seguimiento de lo que se gastan, y lo van apuntando, así pueden averiguar en lo que gastan más. Hay personas que se llevan sorpresas al descubrir que puede que se gasten más dinero en comidas con los amigos o en tomar café que en otras cosas más importantes.

Es posible que haya un gasto desproporcionado en cosas que ahora mismo, ni te des cuenta, e incluso en cosas que no son realmente importantes ni necesarias. Cuando se empiezan a gastar pequeñas cantidades en pequeñas cosas, no te das cuenta hasta que se acumulan y se vuelven ‘algo grande’.

11 consejos para gastar menos de lo que se gana

Parece lógico, pero parece que no es tan fácil para muchos. Solo hay dos formas de obtener más dinero y poder tener para cubrir los gastos necesarios: gastar menos de lo que se gana. Para ayudarte a conseguir que tu dinero no se gaste demasiado temprano durante el mes, no te pierdas estos consejos para poder llevar un mejor control de los gastos y del dinero que entra en casa.

  1. Piensa en qué te gastas tu dinero. Es más fácil saber lo que se gana pero cuesta darse cuenta de los gastos que se realizan y saberlos exactos. Por eso, siéntate diariamente y apunta cada día durante un mes el dinero que gastas y en qué lo gastas. Después haz una media de tus gastos y descubre dónde gastar más dinero.
  2. Arregla las cosas antes de que se rompan del todo. Cuando veas que algo en tu hogar empieza a estropearse pero aún tiene solución, busca la forma de arreglarlo para que dure más tiempo y puedas evitar un gasto añadido sin necesidad.
  3. Recuerda la importancia del ahorro. Es necesario que cada día te recuerdes a ti mismo/a la importancia del ahorro. Ya sea en tu casa, en el trabajo, en cualquier gasto… es mejor prevenir que curar y por eso, ten mentalidad de ahorro por si alguna vez llegan las temidas ‘vacas flacas’ por culpa de algún imprevisto que tenga lugar en tu hogar.
  4. Paga tus deudas. Es necesario que pagues tus deudas mensualmente para evitar recargos al mes siguiente. Si tienes deudas, es importante que te los quites de encima lo antes posible y que evites más gastos.
  5. Ropa de calidad. Sí, la ropa de calidad es más cara pero te ayudará a tener menos ropa y a gastar menos a la larga. La ropa de calidad dura más que las más baratas y te durará más tiempo. Aunque los niños tengan que cambiar de ropa porque crecen, si le compras de calidad le durará toda la etapa.
  6. Si no puedes pagarlo en efectivo, no puedes pagarlo. Si no puedes pagar algo en efectivo es que no puedes pagarlo. Tienes dos opciones: ahorrar u olvidarte.  No pidas préstamos.
  7. Guarda un poco de dinero por si surgen imprevistos. Es importante que tengas un fondo de emergencia por si hay algún imprevisto. Si ese fondo se gasta, tendrás que ir reponiéndolo mensualmente para poder tener donde echar mano cuando sea necesario.
  8. No te compares con los demás. No quieras llevar la vida de alguien que gana 3 veces más que tú. Además que se gane más no significa que se viva mejor. Vive mejor quien se adapta la vida al dinero que tiene y es feliz con su día a día. Tener más no significa ser más rico, si no que el dicho ‘es más rico quien menos necesita’ es la verdad más grande que vas a escuchar hoy.
  9. Las experiencias duran más que las cosas. Es necesario frenar las ganas de comprar artículos innecesarios solo por tener más. Es mejor ahorrar dinero y viajar en familia.
  10. No escatimes en vuestra alimentación. Si hay algo en lo que no debes escatimar (pero sin despilfarrar) es en la alimentación familiar. Es mejor escoger alimentos saludables y de calidad aunque sean más caros que centrarse en comprar barato pero que después, pueda pasar factura a vuestra salud.
  11. Di ‘no’ a los niños con más frecuencia. Los niños son exigentes y siempre querrán ir a lo grande. Los gastos superfluos vienen muchas veces por los caprichos de los niños. Es mejor evitar esto con un ‘no’ a tiempo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.