Cuando se ríen los bebés

https://madreshoy.com/beneficios-de-jugar-con-los-hijos/

Si hay algo que tienes que saber en el caso de estar embarazada es que para ser madre hay que tener mucha paciencia. Y no es sólo a la hora de poner límites o resistir la falta de sueño. También al esperar esos pequeños gestos del bebé, como la primera mirada, el momento en el que comienzan a gatear o cuándo se ríen los bebés.

Son pequeños acontecimientos en el desarrollo del niño, aunque grandes hitos que dan cuenta de la evolución de los peques. Basta con ver esas primeras miradas enfocadas para que se derrita el corazón. O bien sintonizar con las primeras sonrisas voluntarias, esas que se producen cuando le hablamos cariñosamente al bebé o hacemos un ruido particular. Durante el primer año, la relación entre padres e hijos está cargada de etas pequeñas sorpresas cotidianas y al mismo tiempo novedosas que regala la vida.

La primera risa voluntaria

Basta con observar un bebé durante las primeras semanas de vida para descubrir que para registrar las primeras expresiones voluntarias hay que tener paciencia. No ocurren desde el inicio. Por el contrario, durante los primeros meses los bebés duermen muchas horas al día. Hacia el tercer mes el ritmo del sueño comienza a acortarse y ya para el cuarto mes pasarán varias horas despiertos aunque con siestas intermitentes.

risa-bebe

A medida que transcurren las semanas, los padres también comienzan a registrar ciertos cambios. Si en el inicio los bebés producían muecas involuntarias, luego aparecerán las primeras sonrisas reales. ¿Cómo diferenciar cuándo se ríen los bebés de algo y cuando lo hacen a modo de mueca? Lo percibirás cuando ocurra pues al comienzo los recién nacidos repiten conductas que suceden en el útero: el feto realiza esta mueca, muchas veces una vez nacidos la hacen mientras duermen.

No se sabe bien por qué lo hacen porque no hay madurez alguna como para rían por algo específico por lo que se estima que es una continuación de eso que sucede en el útero. Un simple acto reflejo o reflejo nervioso que produce una mueca. Sin embargo, esta sonrisa involuntaria tiene poco que ver con la risa genuina de un bebé.

Entonces bien, ¿cuándo se ríe un bebé? Cuando se habla de risa se hace referencia a la llamada risa social, es decir aquélla que se produce en su contacto con el entorno. Hacia el primero o segundo mes de vida el bebé registra cada vez más el mundo que lo rodea y comienza a entrar en contacto con él. Así interactúa y busca el contacto, desarrollando la llamada risa social.

El bebé, un ser social

No olvidemos que, aún siendo muy pequeños, los bebés son seres sociales. Es decir que se sienten a gusto en compañía y en contacto con otros. De esta forma, manifiestan su agrado mediante la sonrisa. Es común que los bebés sonrían al hablarles o mirarlos, cantarles o simplemente al ver a los adultos o hermanos mayores. Si bien no tienen la capacidad de generar una sonrisa de manera voluntaria la risa social es una respuesta social al entrar en contacto con otro.

Cuando se ríe un bebé no sólo manifiesta que está contento sino que es su forma de comunicarse con sus cuidadores, es la manera que encuentra para expresarse. Por el contrario, cuando está enojado, incómodo o a disgusto lo hará mediante el llanto. El interactuar con los bebés es de gran importancia para desarrollar el vínculo y facilitar la comunicación.

Artículo relacionado:
Beneficios de jugar con los hijos

Cuando el bebé está despierto, lo mejor que puedes hacer es hablarle, jugarle, cantarle, tocarlo y todo aquello que lo ayude a desarrollar la expresión y la comunicación. Esto facilitará la sonrisa y otros modos de expresión, como los sonidos, balbuceos y miradas amorosas. Los bebés aprenden replicando a los adultos y es por eso que el intercambio de gestos, miradas y palabras favorecerá el desarrollo de la comunicación del niño. Por otra parte, lo hará sentirse reconocido en el mundo aprendiendo además a que es posible interactuar en él ya que recibirá respuestas a sus acciones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.