Cuándo suplementar melatonina en niños

Niño durmiendo después de darle melatonina

En muchas ocasiones los padres apuestan por dar melatonina en gominolas o en gotas a sus hijos para ayudarles a conciliar mejor el sueño por la noche. Pero, ¿es buena idea? ¿Cuándo se debe suplemental a un niño para que pueda descansar mejor con melatonina? Si estás pensando en suplementar con melatonina a tu hijo/a, sigue leyendo porque esto te interesa.

La melatonina es una hormona producida naturalmente por el cuerpo de las personas, encargada de regular el ciclo de sueño y vigilia. Sin embargo, en algunos casos, puede ser necesario suplementar melatonina en niños para ayudarles a conciliar el sueño o tratar trastornos del sueño. ¿Qué debemos saber sobre la suplementación?

La melatonina en niños

La melatonina es una hormona producida por la glándula pineal, situada en el cerebro. Su producción está influenciada por la oscuridad y se encarga de regular el ciclo circadiano del cuerpo. En los niños, la melatonina ayuda a establecer patrones de sueño regulares y promueve un descanso reparador.

Sin embargo, hay situaciones en las que los niños pueden tener dificultades para conciliar el sueño, despertarse durante la noche o presentar trastornos del sueño más graves. Cuando el problema es grave, lo importante es acudir al pediatra para que pueda orientaros en las mejores soluciones para proporcionar un sueño reparador.

Trastornos del sueño en niños

Es importante comprender los trastornos del sueño que pueden afectar a los niños antes de pensar en la suplementación de melatonina. Algunos trastornos comunes incluyen: el insomnio, el síndrome de retraso de fase del sueño, la apnea del sueño y los trastornos del ritmo circadiano.

Si tu hijo tiene dificultades habituales para conciliar el sueño o trastornos del sueño diagnosticados, como te hemos dicho en el punto anterior, es importante consultar con un médico antes de considerar la melatonina como opción de tratamiento.

Uso adecuado de la melatonina en niños

La suplementación de melatonina en niños debe realizarse de forma adecuada y bajo supervisión médica. Aunque la melatonina es considerada generalmente segura, es importante seguir las recomendaciones del médico en cuanto a la dosis y el momento de administración.

La melatonina suele tomarse entre 30 minutos y una hora antes de la hora de dormir para ayudar al cuerpo a prepararse para el sueño. Es esencial recordar que la melatonina no es una cura mágica para los problemas de sueño y que también se deben abordar otros aspectos relacionados, como las rutinas de sueño adecuadas y un ambiente correcto para dormir.

Dar melatonina a los niños para dormir

Cuándo considerar la suplementación de melatonina

Aunque cada caso es único y debe ser evaluado por un profesional médico, existen algunas situaciones en las que la suplementación de melatonina en niños puede ser considerada como una opción viable. Algunos de estos casos pueden ser los siguientes.

Trastornos del sueño diagnosticados

Si tu hijo ha sido diagnosticado con un trastorno del sueño, como el síndrome de retraso de fase del sueño o los trastornos del ritmo circadiano, el médico puede recomendar la suplementación de melatonina como parte del tratamiento integral.


Cambios en los horarios de sueño

En situaciones en las que se producen cambios en los horarios de sueño, como en viajes o cambios en los horarios del hogar o de la escuela, la melatonina puede ayudar a ajustar el ciclo de sueño y vigilia del niño.

Insomnio ocasional

En el caso de que tu hijo tenga dificultades ocasionales para conciliar el sueño debido a eventos estresantes o cambios en la rutina, la melatonina puede ser utilizada de manera puntual para ayudarle a relajarse y facilitar el sueño.

Consideraciones importantes antes de suplementar melatonina en niños

Antes de decidir suplementar melatonina en niños, es fundamental tener en cuenta algunas consideraciones importantes:

  • Consultar con un profesional médico: busca la opinión de un médico antes de comenzar cualquier suplementación de melatonina en niños. El médico evaluará la situación particular del niño, realizará un diagnóstico preciso y determinará la dosis y el régimen adecuado.
  • Calidad y dosificación: asegúrate de elegir un suplemento de melatonina de calidad, preferiblemente con una dosis adecuada para niños. Si es necesario pregunta en la farmacia.
  • Efectos secundarios y precauciones: aunque la melatonina es generalmente segura, puede tener efectos secundarios en algunos casos, como somnolencia durante el día, mareos, dolores de cabeza o cambios de humor. Además, si tu hijo está tomando otros medicamentos, es importante verificar si hay alguna interacción potencial con la melatonina.

Dar melatonina a los niños para conciliar mejor el sueño

Alternativas a la suplementación de melatonina en niños

Si no te sientes muy seguro/a a la hora de dar melatonina a tu hijo/a, entonces es buena idea que conozcas algunas alternativas que podrían ser una buena opción también para ayudarle a conciliar el sueño acerca de la suplementación de melatonina en tu hijo, existen otras alternativas que puedes tener en cuenta desde hoy mismo.

Rutinas de sueño adecuadas

Establecer una rutina de sueño consistente y relajante puede ayudar a mejorar los patrones de sueño de tu hijo. Esto incluye establecer una hora fija para acostarse y despertarse, crear un ambiente tranquilo y oscuro para dormir, y limitar el uso de dispositivos electrónicos antes de ir a la cama.

Técnicas de relajación

La incorporación de técnicas de relajación, como la respiración profunda, la meditación o el yoga, pueden ayudar a calmar la mente y preparar el cuerpo para el sueño. Si tu hijo es muy pequeño puedes realizar este espacio antes de dormir con respiraciones, meditaciones guiadas para niños o incluso simplemente, leyendo un cuento.

Terapia conductual

En algunos casos, trabajar con un terapeuta especializado en trastornos del sueño infantil puede ser beneficioso. La terapia conductual puede ayudar a identificar y abordar los factores subyacentes que contribuyen a los problemas de sueño del niño, proporcionando estrategias y técnicas específicas para mejorar la calidad del sueño.

¿Cuál es la dosis adecuada?

Puede que esta pregunta te resuene mucho en la cabeza porque no quieres equivocarte en la dosis. La realidad es que cada producto tiene su prospecto y te puedes guiar con ello. Por ejemplo, en las gominolas de melatonina solo con 1 antes de ir a la cama (30 minutos aproximadamente) es suficiente para niños de 3 a 6 años porque cada gominola lleva 1 mg de melatonina. Lo mismo ocurre si la manera de admistrarlo es en gotas.

Cuando los niños son más grandes, la dosis puede aumentar. Por ejemplo en niños de 6 a 12 años puede ser entre 1 y 3 mg y a partir de los 12 entre 3 y 5 mg por dosis.

Es necesario tener en cuenta que estas dosis son orientativos y pueden variar dependiendo del niño o de las indicaciones del pediatra teniendo en cuenta las características personales en cada caso.

Pequeña niña descansando en la cama

La buena higiene del sueño es el mejor remedio

Aunque la melatonina puede ser una buena ayuda, la realidad es que una buena higiene del sueño es lo que en realidad puede ayudar a tu hijo a descansar mejor todas las noches. Si te das cuenta de que tu hijo/a tiene dificultades para condicionar el sueño entonces también deberás tener presente los siguientes consejos:

  • Establece una rutina regular: crea una rutina diaria de ir a la cama y despertarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Crea un ambiente adecuado para dormir: asegúrate de que el dormitorio de tu hijo sea un lugar tranquilo, oscuro y fresco. Utiliza cortinas opacas, bloqueadores de ruido y un colchón y almohadas cómodos.
  • Limita la exposición a pantallas antes de dormir: evita que tu hijo use dispositivos electrónicos, como tabletas o teléfonos, al menos una hora antes de acostarse, ya que la luz azul emitida por estas pantallas puede interferir con el sueño.
  • Fomenta la relajación antes de dormir: establece una rutina relajante antes de acostarse, como leer un libro, tomar un baño caliente o practicar técnicas de relajación, para ayudar a calmar la mente y el cuerpo antes de ir a la cama.
  • Evita alimentos y bebidas estimulantes: limita el consumo de alimentos y bebidas que contengan cafeína, como el chocolate o los refrescos, especialmente en las horas previas a acostarse.
  • Promueve la actividad física regular: debes asegurarte de que tu hijo realice suficiente actividad física durante el día, ya que esto puede ayudar a regular el sueño. Sin embargo, evita el ejercicio intenso cerca de la hora de dormir, ya que puede tener el efecto contrario al deseado.
  • Crea un ambiente tranquilo y relajado antes de dormir: mantén el dormitorio tranquilo, evita cualquier ruido innecesario y crea un ambiente relajado para que tu hijo se sienta cómodo al acostarse. Puedes utilizar técnicas como música suave, sonidos relajantes o incluso un humidificador con aromaterapia para crear un ambiente tranquilo y propicio para el sueño.
  • Evita el estrés antes de dormir: ayuda a tu hijo a reducir el estrés antes de acostarse. Puedes fomentar actividades relajantes como leer un libro juntos, practicar ejercicios de respiración o simplemente tener una conversación tranquila para tranquilizar su mente.
  • Mantén una temperatura adecuada: ten en cuenta de que la temperatura de la habitación sea confortable. Una habitación demasiado caliente o demasiado fría puede interferir con la calidad del sueño. Mantén la temperatura entre 18-22ºC para un entorno óptimo para dormir.
  • Establece límites en la toma de líquidos: evita que tu hijo tome grandes cantidades de líquidos antes de acostarse, ya que esto puede resultar en despertarse durante la noche para ir al baño.

Es importante recordar que la suplementación de melatonina en niños debe ser considerada como una opción complementaria y no como una solución a largo plazo. Es fundamental abordar los problemas de sueño desde diferentes perspectivas y tratar de identificar y resolver cualquier problema subyacente.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.