Cuando te hace sufrir un hijo

Cuando te hace sufrir un hijo

Cuando te hace sufrir un hijo y buscas el mejor apoyo, siempre puedes encontrarte con un tema bastante complicado de abordar. Las opiniones y los hechos que se tomen pueden ser muy dispares y la mejor forma de evaluar la situación es conseguir absorber todas las prácticas necesarias y hacer una evaluación de lo mejor que puede funcionar.

Realmente, ¿el sufrimiento que te puede dar un hijo es debido a consecuencia al tipo de educación que se le ha implantado? ¿o los hijos también pueden volverse tóxicos y saben cómo manipular e intentar destruir a una persona?

Cuando una madre se siente sufrida

Una madre sufridora de todo lo que acontece a su alrededor, al final es algo que los niños percatan en el ambiente por mucho que no se quiera dar a conocer. Al final un niño sometido al sufrimiento de una madre, hará que también crezca con ese dolor. Con el tiempo pueden creer que son inferiores a los demás o que no son igual de felices como los demás. El niño que se siente así tiene una baja autoestima y no luchará por lograr sus objetivos.

Muchas madres se precipitaron en aceptar el rol de madre sin asumir las consecuencias, y aunque lo hicieron con todo el amor del mundo, les cuesta una barbaridad someterse a un ambiente que llenan ellas de estrés.

Hay que evaluar si eres una madre que le hace sufrir su hija o hijo inconscientemente, porque si asumes que sufres con todo lo que te rodea, al final sometes al niño a una crianza con un objetivo mal parado.

Entendemos que hay momentos dolorosos, como las carencias económicas, problemas físicos o mentales que puedan tener los niños, o incluso el no llegar a cumplirse algunos deseos y acaben frustrados. Si nos lastimamos continuamente eso capacita a transmitir dolor.

Cuando te hace sufrir un hijo

¿Por qué ocurre esto?

Muchas madres a lo largo de su maternidad acaban sintiéndose esclavas y al servicio de este tipo de responsabilidad. Se someten tanto a este tipo de disciplina que se olvidan de tener que cuidar de su salud mental o su bienestar emocional.

Someten sus capacidades como madres las 24 horas del día sin descanso, está atenta siempre al servicio de sus hijos o de todos los miembros de la casa, si sale de casa no es para disfrutar de algo de ocio, sino para comprar cosas para casa o algún tipo de recado. Al final este tipo de mujeres no se sienten idealizadas, ni se superan personalmente, ni profesionalmente.

Cómo hay que cuidar de la salud mental

Al final una madre reprimida o abnegada en exceso puede llegar a caer en una depresión. Llegar a este punto puede hacer que perjudique al resto de la familia, ya que ella es el núcleo de una familia.

Generalmente las madres con este tipo de sufrimiento también abarcan un gran apego a sus hijos. Aunque se sienta, no hay que hacerle creer que tu hijo siempre será parte de ti, no le hagas temer que crecerá y te abandonará. No hay que sentir ni hacer sentir este punto.

Cuando te hace sufrir un hijo

Hay que sacar siempre esa fuerza de dentro, esforzarse como madre y trabajadora, ser valiente, prepararte para cualquier acontecimiento. Y por supuesto, transmitir alegría, agradecimiento, valorar todo con optimismo, encontrar bienestar… si todo se une un poquito todos al final transmitimos la misma sintonía.

Por el contrario, si es el hijo quien transmite un narcisismo que anula la existencia de todo el que le rodea, quizás hay que dejar de ser sumiso y asumir el rol de ser una madre que no tiene que sufrir, sino de ser autoritaria.

Hay que posicionarse y comenzar a imponer unas normas firmes, transmitir confianza en sí mismo. El niño tiene que responder de forma positiva y acatar las normas, si no ayuda para nada este tipo de iniciativa quizás habrá que ir pidiendo ayuda psicológica. Con este tipo de ayuda se buscará poner fin al sufrimiento y buscar nuevas alternativas, además de poder reparar todo el años que se haya sufrido anteriormente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)