¿Cuánta actividad física necesitan realizar los niños en edad preescolar?

¿Cuánta actividad física necesitan realizar los niños en edad preescolar?

La cuestión fundamental no es saber cuánta actividad física tienen que hacer los niños, sino si tienen la posibilidad de moverse tanto como necesitan. Durante las vacaciones es más fácil ofrecerles oportundiades de movimiento, pero, ¿qué pasa el resto del año? ¿Somos conscientes de esta necesidad?

Estamos tan acostumbrados a que los niños estén sentados o, al menos, controlados, que estas preguntas no son más que la respuesta a una situación completamente antinatural. Porque los niños tienen que moverse. Lo necesitan. De hecho, según un nuevo estudio, los niños en el grupo de edad de 3 a 5 años , no sólo no son tan activos como deberían ser todos los días, sino que no se les ofrecen suficientes oportunidades para estar activos.

Los investigadores de este estudio, publicado recietnemetne en la revista Pedriatrics, observaron a cerca de 100 niños de 10 escuelas preescolares diferentes y guarderías en el área de Seattle. Aunque cada escuela tenía programado un mínimo de una hora de juego activo, la mayoría de los niños sólo jugaba de esta manera alrededor de 48 minutos, además de otros 33 minutos dedicados a otras actividad y algo menos de 10 minutos al día en otras actividades físicas dirigidas por el maestro.

Los investigadores descubrireron que los niños pasaban un 73% del día sentados. De hecho, los investigadoresa advierten que lo que es todavía más preocupante es el hecho de que los niños ni siquiera se ofrecen las oportunidades para alcanzar la cantidad recomendada de juego activo, que es de 120 minutos totales de actividad física al día.

Dicen los investigadores que los resultados son problemáticos, porque la actividad física es importante para la salud y el bienestar de los niños, y recuerdan que el juego activo ayuda a desarrollar los músculos y los huesos, a mejorar la salud cardiaca y a prevenir la obesidad. También se asocia con la salud mental positiva y el rendimiento académico.

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *