Cuántos días puede estar un bebé sin hacer caca

Cuántos días puede estar un bebé sin hacer caca

La primera deposición de un bebé es dentro de las 24 a 48 horas de haber nacido. Hay bebés que lo depositan en sus primeras horas, llamado meconio, con la consistencia de una caca negra, pegajosa y espesa. A lo largo de los meses se pueden normalizar sus deposiciones, pero, ¿Qué ocurre cuando tiene estreñimiento? ¿Cuántos días puede estar el bebé sin hacer caca?

La alimentación también influye en la digestión de un bebé. Al nacer expulsa el meconio y a lo largo de las semanas siguientes irá tornando sus deposiciones de marrón oscuro a verde. Finalmente, ya adquieren la tonalidad de todos los bebés que se alimentan exclusivamente de leche: serán amarillentas, muy poco espesas y con algunos grumos.

¿Cómo es el ritmo intestinal de un bebé?

Las deposiciones de un bebé suelen ser más abundantes en el primer mes y medio de su vida. Cuando se alimenta de leche materna suele tener un ritmo mas natural y frecuente que cuando la lactancia es artificial. La leche de fórmula puede estreñir un poco más a los bebés dado a que no contiene grasas o sustancias naturales como la leche materna.

Las cacas de tu bebé tendrán una consistencia diferente dependiendo de la alimentación, como hemos comentado. Las primeras semanas de vida suele tener varias deposiciones al día, es el llamado reflejo gastrocólico. Este fenómeno ocurre como una estimulación natural de sus movimientos intestinales, cuando el niño está haciendo su toma de leche. Ocurre durante los primeros tres o cuatro meses de vida, llegando a ser sus deposiciones con la consistencia amarilla antes mencionada.

El bebé también puede padecer de disquecia del lactante. Se observará cómo intenta relajar su esfínter y apretar para expulsar sus heces, dónde se observará cómo se pone colorado debido al esfuerzo. No ocurre nada, ya que es normal creer que todavía es inmaduro para ciertos comportamientos, parecerá que está molesto y le duele, pero no así. Sólo se podría hablar de estreñimiento cuando no hace sus deposiciones a diario, o cuando se presentan las heces demasiado duras. Si mientras tanto su consistencia es líquida y amarilla, aunque no lo haga a un ritmo natural, entonces no hay que preocuparse.

Cuántos días puede estar un bebé sin hacer caca

¿Cuántos días puede estar un bebe sin hacer caca?

Un bebé hace varias deposiciones diarias, si un recién nacido no hace cacas a lo largo de 48 horas seguidas puede llegar a ser totalmente normal. Puede que el niño haya cambiado de alimentación a leche de fórmula o dónde ya esté en su segunda a tercera semana de vida, dónde su ritmo es menos propenso. La alarma se puede presentar cuando se alarga a varios días más allá y donde habría que consultar a un pediatra.

Cuando los bebés empiezan a complementar su alimentación con alimentos sólidos, también puede cambiar su ritmo digestivo. Hay bebés que pueden llegar a estar hasta dos o tres días sin defecar, incluso se ha llegado a observar a niños con parones de 10 a 15 días. Pero no hay que alarmarse si al final hace sus deposiciones sin esfuerzo y si son completamente normales.

Es signo de alarma cuando el bebé está incómodo, al comer vomita e incluso sus deposiciones son duras, pequeñas como bolitas, tienen sangre y le cuesta mucho expulsarlas. En este caso volvemos a insistir en acudir a un pediatra.

Cuántos días puede estar un bebé sin hacer caca

Remedios para una digestión normal

En la mayoría de los casos, el pediatra puede recomendar algún tipo de laxante natural o una formula farmacéutica que no sea invasiva para el bebé. Si ya puede admitir fruta en su alimentación se puede recomendar hacer algunas tomas de zumo de naranja. Los masajes suaves en el vientre del niño también funcionan. Hay que hacerlo moviendo las manos en el sentido de las agujas del reloj durante unos minutos.

En casos más extremos dónde el niño ha tenido una valoración extrema hay que hacerle una prueba para determinar que no tenga ningún tipo de enfermedad. Hay niños que han llegado a padecer de una parálisis de la parte del recto a la parte final del intestino grueso y es la llamada enfermedad de Hirschsprung. El pediatra es quien tiene la última palabra en un caso severo de estreñimiento, puede que su alimentación no esté funcionando y haya que observar dónde está el problema.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.