¿Cuántos tipos de embarazo existen?

Mujer embarazada feliz

Cuando una mujer se queda embarazada y además es un bebé buscado, sin duda será uno de los momentos más emocionantes de su vida… habrá comenzado un camino lleno de muchas emociones. Cuando ocurre el embarazo es porque se ha implantado el útero en el cigoto por lo que resulta un proceso biológico del organismo.

Una mujer embarazada disfrutará de su embarazo con más o menos complicaciones, y es que al igual que todas las personas son distintas, nunca habrá dos embarazos iguales. Las percepciones, la forma de hacer las cosas y las circunstancias personales pueden hacer que el embarazo sea muy diferente entre dos mujeres en estado.

Pero además de esto, también es necesario remarcar que existen diferentes tipos de embarazos. Cada tipo de embarazo tiene sus características y es importante que los conozcas y los tengas en cuenta porque nunca se sabe qué camino nos hará tomar la vida.

Un embarazo intrauterino

Embarazada de pie

Un embarazo intrauterino es un embarazo que ocurre en el interior del útero, el óvulo fertilizado se implanta en la pared interior del útero. Este es el embarazo más común y frecuente en todas las embarazadas, es el embarazo considerado normal porque el feto se implanta en el interior del útero desarrollándose sin ninguna alteración. La gestación del feto en un embarazo intrauterino suele tardar entre 38 y 42 semanas, con una media de 40 semanas.

Aunque todos los embarazos son diferentes se pueden tener algunos signos comunes para detectar un posible embarazo, esto incluye: la falta de menstruación, sensibilidad en los senos, náuseas, vómitos o fatiga. Una ecografía puede confirmar el embarazo intrauterino y determinar en qué momento del embarazo se encuentra la mujer.

El embarazo intrauterino se divide en tres trimestres:

  1. Desde la concepción hasta la semana 12.
  2. Desde la semana 13 hasta la 20.
  3. La recta final de la semana 29 hasta el nacimiento.

Después de que el óvulo fecundado se implanta en la pared uterina, una placenta se desarrollará a partir del endometrio (es una membrana mucosa que recubre el útero). Es un asco de la placenta que une al embrión por el cordón umbilical, le lleva nutrientes de la madre y se lleva productos de desecho. Cuando se llega al segundo trimestre se convierte en feto, y a partir del tercer trimestre muchas madres se dirigen a sus fetos como bebés.

A lo largo del embarazo intrauterino el cuerpo de la mujer pasa por muchos cambios físicos y hormonales. Cada cambio de la madre y el feto se combinan para prepararlos para el proceso del parto.

Un embarazo ectópico

Barriga de embarazada

El embarazo ectópico es el embarazo que se produce fuera del útero materno. Cuando se produce la ovulación el óvulo viaja hacia el útero por las trompas de Falopio y se produce la entrada del espermatozoide dentro del óvulo, dando lugar a la fecundación. Sin embargo, en este tipo de embarazo el feto no puede desarrollare con normalidad y no sobrevive.

Pero en un embarazo ectópico el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero, no hay manera de poder llevar este embarazo a término puesto que la vida de la mujer embarazada puede correr grave peligro y se deberá intervenir lo antes posible.

Normalmente el embarazo ectópico suele ocurrir en las primeras semanas de embarazo, cuando ocurre muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas por lo que cuando lo descubren puede ser un impacto emocional bastante grande. Los médicos suelen descubrir lo que ocurre cuando la mujer está en la octava semana de embarazo.

Los embarazos ectópicos son muy aterradores y suelen tener un gran impacto emocional porque el bebé no puede sobrevivir (aunque se ha dado algún caso insólito). Por lo que es una pérdida que costará bastante superar. Aunque tener un embarazo ectópico una vez no significa que siempre sea así, se podrán tener embarazos saludables en el futuro.

Un embarazo molar

Mujer embarazada sentada

Un embarazo molar es un embarazo muy peligroso que se desarrolla debido a que el óvulo fue fertilizado de manera anormal. De esta manera la placenta crece de manera desorbitada transformándose en numerosos quistes, el embrión no se forma y si empieza a hacerlo tampoco sobrevive.

Un embarazo molar también es conocido como “mola hidatiforme” o un tumor no canceroso (benigno) que se desarrolla en el útero. Un embarazo molar se inicia cuando se fertiliza el óvulo pero que en lugar de seguir como un embarazo normal, la placenta, como te he comentado antes, se convierte en una masa anormal llena de quistes.

En un embarazo molar completo no hay embrión o tejido placentario normal, cuando se trata de un embarazo molar parcial, hay un embrión anormal y algo de tejido placentario normal. En este caso el embrión comienza a desarrollarse, pero está mal formado y no puede sobrevivir.

Un embarazo molar puede tener complicaciones muy graves (incluso puede provocar cáncer) y por eso requiere un tratamiento inmediato y precoz.

Otros tipos de embarazos

También te pueden darse otro tipo de embarazos que se deben conocer para entender:

  • Embarazo intraabdominal. La mayoría de estos embarazos ocurren después de una cesárea anterior. La cicatriz de la cesárea se puede debilitar y romper, lo que permite que el feto se deslice dentro de la cavidad abdominal. La viabilidad del embarazo dependerá de la edad gestacional del feto cuando se produce el desgarro.
  • Embarazo múltiple. Este embarazo puede ocurrir como resultado de varios óvulos fertilizados al mismo tiempo. Es cuando se desarrolan mellizos, gemelos, trillizos, cuatrillizos…
  • Embarazos de alto riesgo. Un embarazo de alto riesgo es cuando una mujer se queda embarazada y tiene más de 35 años, o tiene diabetes u otras condiciones de salud que pueden afectar al embarazo. Un embarazo de alto riesgo es un embarazo con riesgo a tener complicaciones durante los meses de gestación. En algunos casos, el embarazo puede ser calificado de alto riesgo por la toma de medicamentos que se necesitan para poder controlar ciertas condiciones médicas que podrían afectar al feto. Si la madre tiene una historia de otras complicaciones en embarazos anteriores también podría causar embarazos de alto riesgo.

Un comentario

  1.   jose torres dijo

    Muy buena la informacion… gracias y continua, asi…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *