Cuarto de bebés decorado para descansar

La decoración del cuarto infantil, puede llevar a la creación de mundos maravillosos, imaginarios o reales. Los mismos, introducen al menor en un viaje a nuevas aventuras, a descubrimientos y sueños. Por ello, si se pretende propiciar el cuarto del niño para que este desarrolle el sueño y descanso profundo, se recomienda tener en cuenta una serie de pautas.

Para que el niño se halle a gusto y relajado, con ánimo de descansar, la decoración del cuarto debe basarse en colores calmos, claros y lisos. Por ejemplo, si no se desea pintar la misma de blanco, se sugieren tonos como el amarillo, el rosa claro o el celeste.

En cuanto a los cortinados, alfombras y demás accesorios, se aconseja que sean contrastantes con el resto de los colores de la habitación del bebé. Sin embargo, se deberá mantener la gama de los tonos claros, armoniosos y elegantes.

Finalmente, se deberá prestar importancia a los detalles de dibujos y ambientación sobre las paredes. En esta instancia, se sugieren los diseños infantiles, inocentes y tiernos. Duendes, estrellas, flores y mariposas son las opciones más seleccionadas.

La decoración del cuarto del niño, puede llevar al mismo a diversos estados. Por ello, uno de los primeros pasos antes de decorar, es el de planear la intención que se persigue al hacerlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *