Cuartos rayados

Para aquellos papás que piensan en una decoración alegre y divertida, pero a la vez unisex, ya sea porque aun no conocen el sexo del bebé o bien porque deben compartirlo con un hermanito de otro sexo, la sugerencia que les traigo hoy es realmente interesante.

La misma se desarrolla en base a la variedad cromática, siempre en tonalidades claras o pasteles, para que las mezclas de colores generen un efecto agradable a la vista.

Por empezar se sugiere determinar el ancho de las franjas que se realizarán en la pared. Pueden ser todas de la misma medida o variar, alternando algunas franjas más anchas y otras más angostas. Eso sí, deben ser bien rectas, para no ofrecer un aspecto desafortunado.

Una vez determinadas las medidas de las franjas se deben seleccionar los colores a utilizar. Se recomiendas entre tres y cuatro colores, para que no quede monótono, pero tampoco demasiado cargado. Una linda amalgama la hacen el rosa, el celeste y el amarillo.

Para poder alternar los colores elegidos, es aconsejable hacer una prueba, tomando una porción pequeña de pared, en donde presentar las pinceladas de las tonalidades a modo de prueba.

Luego de tomada la determinación, solamente falta llevar a cabo la obra. Las cortinas y alfombras que completarán el cuadro, deberán ser lisas, en color blanco o en uno de los tonos elegidos.

Tener en cuenta, además, las mismas pautas de colores para los muebles y luminarias del cuarto, para que así, se genere un estilo uniforme y agradable.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *